Recta final

Hoy ha sido un día de faena terrorífico. Parece mentira que a pesar de ver menos gente en la calle todavía tengamos días de lleno hasta la bandera. Qué ganas tengo de que acabe el verano y tener tiempo de respirar al menos… En todo el verano solo he tenido oportunidad de ir un par de domingos. Pero bueno, ya volveré a ir.

Sólo queda una semanita de Agosto. Ya es cuestión de aguantar y sobrevivir unos días más y llegará algo de calma. Hasta entonces a seguir durmiendo unas horas de noche y un par de días. Tengo ganas de volver a dormir 8 horas del tirón…

Anuncios

Rato libre

No sé si ya os lo había contado, pero por si acaso yo lo repito. Este año odio las fiestas, y estoy deseando que acaben ya. Qué de faena, por Dios. Y claro, la veterana ( de la que dependemos un poco para que todo marche como toca) necesita descansar también, así que a ver si adivináis a quién le ha tocado hoy la responsabilidad de cocina. Sí, a mí. Que no es que la odie (bueno, un poco sí, si ya me cuesta cocinar para mí imaginaros para el público) pero prefiero mil veces el office a pesar de que es más duro (y si no comparad el rellenar panes a trasladar una bandeja con 25 jarras de cerveza entre los clientes unas 20 veces por noche). A mí que no me quiten mi office.

Menos mal que sólo va a ser así esta semana, ya la que viene tendré un horario más normal, unas 20-25 horas a la semana. De momento mañana es festivo y tendré tiempo de desempaquetar algunas cosas que tengo en el cuarto de invitados. Qué queréis que os diga, pero prefiero dormir una hora a pasarla cambiando cosas de sitio. Es lo que tiene no tener tiempo casi ni de respirar.

Y esta noche me he permitido el lujo de ver la tele un rato. ¡Si es que estoy que lo tiro! Todavía no había tenido la oportunidad de ver algo en la tele hasta el final. Vale, el programa en sí no era nada del otro mundo, pero he podido verlo sin dejarlo a mitad.

Bueno, va siendo hora de dormir, que mañana quiero hacer un par de cosas a parte de estar en la cama. Buf… me canso sólo de pensar en lo que me espera detrás de la puerta cerrada del cuarto. Y ahora mismo quito las alarmas, que mañana no quiero que nada me despierte temprano. Como se pongan a las 7 de la mañana a tirar petardos como hoy (ha habido “despertá”) juro que me quedo con sus caras y si aparecen por lo de las peinetas me vengo. Estoy yo muy vengativa últimamente…

Me lo veo venir

Ya han empezado las fiestas del Pueblo. La madre que los parió. No imagináis la de gente que hemos tenido hoy. Suerte que éramos bastantes, si no, nos da algo. Pero claro, las fiestas no son sólo hoy, de hecho acaban de empezar. Por delante tengo una semana agotadora de la que he visto 3 días del horario y ya tiemblo. Entre el lunes y el miércoles tendré que llevar puestas las peinetas 21 horas. A eso sumadle las horas de trabajo en la tienda.

Si esta semana ya voy rebentada, la que viene estaré para el arrastre. El único consuelo que me queda es que espero que me den libre algún día del fin de semana. Y si no, por lo menos la nómina de este mes va a ser agradecida.

Así que voy a aprovechar para dormir lo que pueda hoy, porque a saber cuando puedo volver a dormir más de 6 horas del tirón. Hacía mucho que no echaba yo tanto de menos unas buenas horas de sueño (y lo que me queda por delante). Mi objetivo en estos momentos, sobrevivir al verano sin que me de un patatús.

Intento de entrada desde el móvil

No estoy segura de si esta entrada se publicará por la noche o ya por la mañana. Como mi portátil sigue sin aparecer, escribo desde el móvil, y ya me he comido todos los megas de este mes. Menos mal que falta poco para que me recargue. Al final hoy no he podido hacer todo lo que quería, el sueño ha podido más y me he intentado echar una buena siesta. Porque no se si alguien se acordará, pero este es el mes de los cumples en mi casa. En concreto mi padre y mi hermano. Claro, hoy tocaba celebración, aunque fuera de día y un poco “ligth”.

En cuanto al culebrón que OS dije ayer, es largo de contar y ya se me empiezan a juntar las letras en el móvil, así que creo que lo mejor será que lo deje para mañana. Como aquel que dice en un rato entro a trabajar y necesito un rato de sueño. Que ya he visto el horario de esta semana, y en total haré unas 60 horas sin contar mudanza y cosas varias. Necesito días de 30 horas como poco. Y sobre todo, espero llegar viva al domingo…