Que majos son, cuando quieren

La ETT con la que trabaja mi novio me tiene sorprendida, y mucho. Aunque alguna vez ha tocado alguna borde para tratar algún tema, hay que reconocer que tienen sus detalles con sus trabajadores.

Hoy nos han entregado una carta de ellos que se supone que llegó hace un par de días. En ella dice que nos dan 30,5 litros de gasolina para poder ir a trabajar. ¡30 litros gratis! Que alguien me diga cuando fue la última vez que una ETT española tuvo algún detalle con un trabajador suyo. Y es que el detalle no es poco, que hablamos de 45€ que nos han regalado por la cara, que la gasolina que le han puesto es de la de mayor precio (no la elegimos nosotros, en la carta venían los litros y la gasolina a poner).

De verdad que ha merecido la pena tener que recorrer 30km para llegar hasta la gasolinera con la que tienen concertado ese acuerdo. Y es que al haber cambiado de trabajo, ahora con esos 45€ puede ir a trabajar un montón de días gratis. Yo calculo que por lo menos hasta que llegue el próximo sueldo estamos cubiertos en transporte.

No se si nos darán este “cheque” para gasolina todos los meses, pero se agradece y mucho. Que bueno, la ETT se lleva un pico por tener a mi novio de empleado, que haciendo cálculos pensamos que se llevan entre 2€ y 4€ la hora por ponerlo a trabajar (viendo lo que cobra el resto y lo que cobra mi novio, nos sale a eso más o menos) y claro, tienen que cuidarlo bien.

Los zapatos de trabajo, el carnet de la máquina y ahora la gasolina. Vale, hasta que no llevas unos meses con ellos, no cobras un sueldazo (al menos a mi me parece eso) pero se preocupan por tener contentos a sus trabajadores, que es lo que cuenta. Que yo trabajé para una en España, y vamos, ni punto de comparación. A penas me dieron las gracias.

Así que estos 15 días que quedan hasta que llegue el sueldo, del único dinero que tengo que preocuparme (que tampoco es preocupación, solo previsión, no os alarméis) es el de la comida. Por el resto, todo va cuadrando.

Anuncios