Vamos mejorando

Hoy os traigo buenas noticias. No son las mejores, pero cualquier cambio a mejor siempre se recibe bien. Y más en estos momentos, que la cosa andaba un poco atascada y “ni palante ni patrás”.

La empresa en la que trabaja mi novio, está muy contenta con él. Y en este tipo de trabajos es normal que la gente se vaya cuando pasa un tiempo a un trabajo con mejores condiciones, como un sueldo más alto. Así que cada cierto tiempo tienen que andar buscando gente nueva. Sólo ponen interés en mantener a los que trabajan bien, y mi novio es uno de ellos. ¿Qué han hecho para demostrarlo? La propia empresa ha llamado a la ETT para decirles que le suban el sueldo. ¡Le han subido el sueldo! Estos si que son majos, y no los vecinos.

Ya ni me acuerdo cuando fue la ultima vez que oí algo parecido en España. Y aunque tampoco es una subida muy grande, se agradece por varios motivos. El primero es, evidentemente, que tener 100€ o 200€
más al mes viene genial. La segunda es por ver el aprecio que le tiene la empresa a mi novio, ya que la subida no se la dan a todos, y normalmente lo hacen a los 3 o 4 meses. Teniendo en cuenta que mi novio lleva mes y pico, debe de gustarles mucho. Eso asegura que cuando acabe el contrato habrá renovación.

Se quedaron muy sorprendidos cuando le preguntaron cuanto cobraba. Aparentemente, les pareció poco. Se ve que la ETT se está llevando un buen pico de lo que paga la empresa por tener trabajando a mi novio. Y han decidido subirle entre 0,70€ y 1€ la hora. Así dicho no parece mucho, pero son dos semanas de comida. Hemos estado unos días esperando a que dijeran algo, porque una ya está un poco escarmentada con las promesas vacías, pero han cumplido y han llamado a la ETT, así que veremos una pequeña subida en el sueldo en breve.

Y bueno, hay otra sorpresita más que daros, pero como soy gafe y cada vez que os cuento algo se va al garete, me lo voy a callar de momento, y cuando tenga respuesta os lo contaré. Espero que sea pronto.

Poco a poco las cosas van mejorando. Muy despacito, es sí. Pero mi optimismo está más alto que nunca y espero que no baje.

Que majos son, cuando quieren

La ETT con la que trabaja mi novio me tiene sorprendida, y mucho. Aunque alguna vez ha tocado alguna borde para tratar algún tema, hay que reconocer que tienen sus detalles con sus trabajadores.

Hoy nos han entregado una carta de ellos que se supone que llegó hace un par de días. En ella dice que nos dan 30,5 litros de gasolina para poder ir a trabajar. ¡30 litros gratis! Que alguien me diga cuando fue la última vez que una ETT española tuvo algún detalle con un trabajador suyo. Y es que el detalle no es poco, que hablamos de 45€ que nos han regalado por la cara, que la gasolina que le han puesto es de la de mayor precio (no la elegimos nosotros, en la carta venían los litros y la gasolina a poner).

De verdad que ha merecido la pena tener que recorrer 30km para llegar hasta la gasolinera con la que tienen concertado ese acuerdo. Y es que al haber cambiado de trabajo, ahora con esos 45€ puede ir a trabajar un montón de días gratis. Yo calculo que por lo menos hasta que llegue el próximo sueldo estamos cubiertos en transporte.

No se si nos darán este “cheque” para gasolina todos los meses, pero se agradece y mucho. Que bueno, la ETT se lleva un pico por tener a mi novio de empleado, que haciendo cálculos pensamos que se llevan entre 2€ y 4€ la hora por ponerlo a trabajar (viendo lo que cobra el resto y lo que cobra mi novio, nos sale a eso más o menos) y claro, tienen que cuidarlo bien.

Los zapatos de trabajo, el carnet de la máquina y ahora la gasolina. Vale, hasta que no llevas unos meses con ellos, no cobras un sueldazo (al menos a mi me parece eso) pero se preocupan por tener contentos a sus trabajadores, que es lo que cuenta. Que yo trabajé para una en España, y vamos, ni punto de comparación. A penas me dieron las gracias.

Así que estos 15 días que quedan hasta que llegue el sueldo, del único dinero que tengo que preocuparme (que tampoco es preocupación, solo previsión, no os alarméis) es el de la comida. Por el resto, todo va cuadrando.

Que saquen la cámara oculta

Va, esto ya parece una broma pesada que se está alargando hasta el punto del mosqueo. Porque si me dicen que todo ha sido una broma, me lo llegaría a creer. Y es que parece que alguien nos quiere hacer la puñeta.

Hoy hemos ido a la ETT para la que trabaja mi novio para que le den la dirección donde mañana va a sacarse el carnet de la “Fenqüi” (gracias Mariajo por soplarme el nombre) y de paso a preguntar si se cobraba hoy o el lunes, ya que el 15 es mañana. Pues bien, le dicen que no saben, que depende de la central. Hasta ahí todo normal. Lo que ya ha mosqueado es que le han dicho que no va a cobrar el mes entero, que se cobran los días del 1 al 30 o 31 pero el día 15 del mes siguiente. Cojonudo. Este mes solo entran 2 semanas de trabajo. ¿ No lo podían haber dicho antes? Menos mal que hemos tenido contribuciones a la causa, si no este mes entre alquiler y gasolina nos morimos de hambre.

Claro, nosotros emocionadísimos que en breve se cobra y al final nos vamos a quedar con la miel en los labios. Si, cobra, pero bastante menos de lo que esperábamos. Y no creáis que las sorpresas acaban ahí, ojalá. Resulta que las horas extras no las pagan en el mes siguiente, las guardan y las pagan cada 6 meses o así. Así que se va a quedar el sueldo en algo menos de la mitad este mes.  Menuda gracia.

De lo único que me alegro, es que al ir al banco ya estaba ingresado y ha sido una suma razonable. Para pasar el mes tenemos. Justicos, pero tenemos. Y ya el mes que viene cobrará el sueldo completo. Y menos mal que el trayecto al trabajo es mucho más corto y con lo que antes hacía 2 viajes de ida y vuelta, ahora tiene para semana y media.

Y ahora os cuento algo positivo, que tanta negatividad no es buena. Al ir al banco, había montado un stand con una promoción. Resulta que si te abres una cuenta de ahorro (por llamarlo de algún modo) entras en el sorteo todos los meses de dinero (entre 15€ y 25.000€) o un super-coche (con el que hasta yo he babeado, que lo tenían en la puerta). Un Audi descapotable blanco precioso al que, si me lo dieran, ni le quitaba las pegatinas de promoción. Y la verdad es que no es caro. Son 10€ al mes. 8 para la cuenta de ahorro, 0,50€ para el banco y 1,50€ para fines benéficos. La verdad es que me parece genial. Ahorras y por un par de euros al mes (más de lo que algunos se gastan en  sorteos del estilo de la Primitiva) entras en el sorteo y ayudas a la gente.

Así que si veis un Audi descapotable por España dentro de unos meses con una pareja con una sonrisa de oreja a oreja, somos nosotros. Por cierto, así con la coña (que nos han dicho que han caído ya dos coches en ese banco en concreto) nos hemos apostado que yo me tiño de rubia (para ir a juego con el coche pijo) y mi novio se rapa la cabeza entera. Así que será fácil distinguirnos.

Marchando otra de cambios

Esta mañana he recibido una noticia que me ha sorprendido bastante. Son buenas noticias, así que estoy bastante contenta. Mi novio está trabajando contratado por una ETT de la zona, y a pesar de que llega muy cansado del trabajo está contento. Pues bien, le han llamado y le han dicho que le van a trasladar de empresa. Resulta que la ETT te contrata, pero si quiere, te envía una semana a un sitio, otra semana a otra empresa… y así hasta que el contrato se acaba, tras lo cual te renueva o la empresa que los contrata a ellos elimina al intermediario y trabajas directamente para ellos.

Lo van a trasladar a una empresa que está aquí en el pueblo, con el considerable gasto de gasolina reducido. Ya para empezar me gusta. Pero la cuestión es que el nuevo trabajo es manejando una de esas carretillas con dos palas (¿Torito? Realmente no se como se llama) para levantar pales. Ahora viene lo mejor. Él no tiene el carnet, que vale al rededor de 200€, así que la empresa… ¡Tachan tachan! se lo paga para que se lo saque.

Se puso a investigar un poco y resulta que en la empresa que está ahora, en Septiembre hacen reducción de plantilla. Así que la mitad a la calle. Bueno, a la calle no, que estamos acostumbrados a un “a la calle” muy literal, este es solo un a otra empresa.  En la nueva es para trabajar hasta que finalice el contrato dentro de 6 meses con la ETT y luego directamente para ellos.

Y sospechamos que la ETT lo cambia porque está más cerca de casa. Que majos ellos, oye. La verdad es que nos han tratado genial y son muy atentos. Qué ETT de España se preocupa tanto por uno de los miles  de trabajadores (que la ETT es muuuuy importante en la zona) personalizando cada caso. Que por lo visto están muy contentos con él (y que siga así) y le ponen las cosas lo mejor que pueden. Muy considerados por su parte. Para rematar, mi novio ha ido a trabajar hoy e irá mañana, que por lo visto más de uno deja de ir cuando solo le quedan un par de días porque empieza el lunes en la nueva. Según su encargado, detallazo.

Yo contenta de tenerlo más cerca y con menos gastos. Si encima tiene un horario más normal, pues ¡feliz de la vida!

Por cierto, al sacar a los perros con la bici por el bosque hoy, en un momento de esos “le doy todo lo que puedo a los pedales” me he comido un bicho. Y no estaba bueno.