Último día

Así es, hoy ha sido mi último día antes de empezar a trabajar otra vez. Mañana a las 9:00 habré vuelto a mi rutina (con algunas variaciones) añadiendo a Miniyo a todo el trajín diario. Tengo ganas, lo reconozco. Pero por otro lado me parece todavía muy pequeña para tener que separarme de ella. Que sí, que con mi madre va a estar mejor que con nadie, pero es tan pequeña…

No he dejado de pensar en mañana en todo el fin de semana. Tiene 4 meses y medio, todavía depende exclusivamente de mí para comer, y no, no pienso destetarla por empezar a trabajar. Me parece cruel privarle (privarnos) de esos momentos por el hecho de trabajar. Está claro que sí tiene hambre cuando yo no esté le va a tocar bibe, pero con leche mía, nada de bote mientras pueda evitarlo. 

Mirando el lado positivo, esta semana es como de adaptación, ya que trabajo mañana, el miércoles y el viernes. Se me va a hacer un poquito más llevadera. 

En fin, este momento tenía que llegar tarde o temprano, y me temo que es más temprano de lo que me gustaría. Las 20 semanas de las que he disfrutado de ella en exclusiva me han sabido a poco. Que el tiempo pasa volando, y a mí se me ha hecho más corto de lo que ya me parecía antes de tenerla. Ya os iré contando cómo va la semana para todos.

Anuncios

Creciendo sin parar

Aquí estoy de vuelta, intentando retomar este espacio que últimamente tengo muy abandonado. La peque me absorbe (de buen gusto) y la inspiración cuesta en estos momentos. Ella crece por días, en estos casi tres meses y medio ha dado un cambio considerable. Es tremenda, todavía no se tiene sentada sola, pero le encanta pasar momentos de pie. Se ríe con todo el mundo, pero solo si ha comido hace poco. Tiene al barrio enamorado. 

Y a mí me queda algo más de un mes para volver al trabajo. Al principio me agobiaba muchísimo el pensar en el poco tiempo que podría disfrutar de ella a jornada completa, pero ahora ya me voy relajando un poco y pienso que todavía me queda un mes. Y menos mal que me guardé el mes de vacaciones y lo voy a disfrutar ahora, porque tener que dejarla ya la semana que viene, ufff… Que soy de la opinión de que 16 semanas no son nada, ni siquiera es suficiente para que no dependan exclusivamente de la teta. Al menos tendría que dar tiempo a que empiece a comer algunas cositas diferentes. Pero tengo la gran suerte de que mi jefe me da la oportunidad de trabajar media jornada en casa hasta que la peque ya coma algunas cositas sólidas (bueno, en puré o como tenga que comerlo, ya iremos viendo). Así que la separación será más breve un tiempo. Un gran alivio para mí, la verdad. Tener que separarme de ella 8 horas diarias siendo tan pequeñita me rompe el alma. Que yo sé que va a estar bien, en las mejores manos posibles. Pero no deja de ser muy pequeña. 

En fin, voy a aprovechar que ya parece que se ha dormido profundamente y voy a dormir yo también. Que no es que duerma mal, pero se agradecen unas horas de sueño seguidas. Si os digo que la niña es lo que menos me despierta por las noches…