La vida antes de Alemania

Mi vida ha cambiado tanto en estos últimos 3 años, que si entonces me hubieran dicho todo lo que me pasaría, no solo le habría llamado mentiroso, si no que a demás le habría dado dos guantazos para que volviera a centrarse y dejara de decir tonterías.

Yo vivía en un pueblecito de la costa mediterránea, pequeñito y sin muchas posibilidades de estudiar lo que realmente quería. Así que convencí a mi novio de que se mudara conmigo a la ciudad más cercana para que yo pudiera estudiar. El aceptó sin rechistar y allí nos fuimos. Fueron casi dos años sin muchos cambios. Estudios, algún que otro trabajo, un pisito (aunque fuera en una zona un tanto conflictiva), coche… vamos, una vida tranquila. Incluso a veces monótona.

El caos llegó realmente cuando nada mas acabar mis estudios (no se si por suerte o mi novio lo estuvo retrasando) a mi novio lo trasladan a trabajar a la otra punta de España. Ahí comienza ya a menearse mi vida. Buscamos piso, casa, estudio, apartamento… un techo al fin y al cabo, pero nadie nos alquilaba nada en la zona sin aval bancario. Así que la única solución que encontramos fué comprar una caravana y mudarnos a un camping a las afueras de la ciudad de destino.

Solo diré que 900 km con un coche viejo (año 95), una caravana de 1200kg, un montón de maletas y trastos, cero experiencia al volante con este pedazo de remolque y sin conocer el camino, cuanto menos, es un viaje interesante.

Resultó ser un pueblecito (más bien aldea) donde caímos. Todo ello con la esperanza de que en un par de meses pudiéramos meternos en un piso cerca de la ciudad. Un verano sola en la caravana (yo como una reina con mis buenos 30 metros cuadrados entre caravana y avance) mientras mi novio trabajaba mas horas que un reloj. Yo contenta en parte, porque esas horas extra nos proporcionarían al fin el piso, pero no.

Pasa el tiempo y no hay ni un céntimo de más. Todo en días libres. Como en esa zona el invierno es demasiado tranquilo, deciden darle esos días libres y vacaciones en esa época. Claro, después de haber estado meses en la zona, conocimos mucha gente, y uno de ellos nos ofreció su casa. Vale, al menos es un techo firme. Pero él se marchaba a ver a su familia, así que decidimos que lo mejor era hacer una visita a mis padres por Navidad y luego mudarnos, no sin antes vender la caravana que ya no nos hacía falta. La vendimos casi al mismo precio que la compramos y… Sorpresa, sorpresa, mami!! Estamos en tu puerta!! 1.000km de vuelta hasta el pueblecito de mis padres. Estuvimos algo más de un mes en casa de mis padres, con viaje de 500km al interior de España a ver al resto de la familia. Y hay que reconocer que ese mes y pico fué un poco… “Intenso” (Mami, que yo os quiero mucho, pero tu sabes mejor que yo que fué así)

Cuando nos tocó volver (otros 1.000km de vuelta) no duramos en casa del amigo ni tres días. La segunda noche nos llaman y nos dicen que mi suegra está en el hospital, que le van a hacer un tratamiento peligroso y que estará delicada de salud un tiempo. Así que nada, viajecito que te crió. 1.500km hasta el norte de Alemania (por supuesto, con el coche viejo del 95. Pobre coche) para cuidar de la suegra. Hay la suegra…

2 comentarios en “La vida antes de Alemania

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s