Se acabó la baja…

Ya ha terminado mi segunda semana de vuelta al trabajo. Se me han pasado volando con todo el trajín. La peque lo ha llevado bien, y diría mejor que yo, pero voy a ser sincera. No me ha dado tiempo ni de respirar el tiempo que paso en el taller, y en casa sigue siendo igual. Crece a un ritmo que no imaginaba. 

Me imaginaba la vuelta mucho más traumática de lo que ha sido, ya no tanto para ella que con mi madre está genial, pero para mí sí. Pero están siendo días muy intensos en los que con 5 horas que hago en el taller no tengo suficiente para hacerlo todo. Reparo lo que puedo, bueno, lo que me dejan el resto de funciones que hago. Hay días que solo me da tiempo a reparar lo que me llevo a casa. Viéndolo por el lado bueno, no me da tiempo a pensar demasiado en la falta que me hace, porque sería mucho peor.

En fin, mañana empieza otra semana intensa en la que hay tanto por hacer que ya me veo llegando al sábado como pueda. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s