Me derrito!

Hoy ha sido terrible el camino de casa al trabajo y vuelta. Casi 40 grados con una humedad y bochorno que, según algunas aplicaciones y páginas web, daban una sensación térmica de 55 grados. Me lo creo. Jamás había sentido tanto calor en un trayecto tan corto. Ni siquiera el verano que pasé en Sevilla cuando salía a las 4 de la tarde. Menos mal que en el trabajo tenemos aire. El que me daba pena era Roxu, que va con la furgonetilla del año de la pera sin aire acondicionado. Casi tiene que dar gracias por tener dos ventanillas. Fijaros que hoy he preferido ir al trabajo andando antes de tener que plantar el culo en el asiento. 

Yo que pedía algo más de calorcito para empezar con el curso de buceo, toma, por si no era suficiente. Si es que encima hay un incendio cerca y todo ese calor viene para acá. Miedo me da ahora mismo (casi la 1:30) de abrir la ventana. ¡Sigue entrando calor! A 27 grados me dice el móvil que estamos… Ya veremos cómo amanece el día de mañana. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s