Con compañía 

Todos sabéis que adoro los animales, cualquier bicho que respire me gusta. Bueno, casi cualquiera. El otro día me encontré 3 que de verdad, ojalá no los hubiera visto…

Tenía un portátil para desmontar y cambiar una pieza. Pues al abrir la carcasa, me encuentro una “pelusilla” y al ir a cogerla con la mano me doy cuenta ¡de que es una cucaracha! Muerta, fosilizada desde a saber cuando, pero al fin y al cabo una cucaracha. ¡Que asco! ¡Y he estado a punto de tocarla! Pero no solo eso, después de quitarla, morirme de asco un rato y coger de nuevo las pinzas, ¡me encontré dos mas debajo de otra pieza! Uffff…. Si es que no puedo con ellas, y mucho menos de tan cerca. Imaginaros el respingo que di cuando una de ellas “crujió” (asquito puro y duro) y saltó de las pinzas. 

En fin, no es la primera vez que un ordenador me da grima, pero esto me ha puesto los pelos de punta. Eso de que tengan inquilinos, no me hace gracia por mucho tiempo que haya pasado desde que dejaron de respirar. Creo que voy a empezar a plantearme seriamente trabajar con guantes…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s