Distracción

Esta semana está siendo de los más intensa. Rafita sigue desaparecido, nadie sabe nada de él y me desespera el no saber nada. Para colmo alguna gente que ha pasado por lo mismo dice que han tardado un mes en recuperarlo. Un mes… Pero ¿y si luego no aparece? En el momento en que no tengo la cabeza ocupada me vuelvo a venir abajo. No pierdo la esperanza de volver a verlo, pero me duele pensar que igual no pasa.

Por otro lado, así en dos días nos hemos mudado. Estamos muy cerca del antiguo piso, pero aquí bastante mejor. No me viene mal, por lo menos tengo la cabeza ocupada y paso menos tiempo pensando en qué le habrá pasado a Rafita o si quien lo tiene lo devolverá algún día. Las vacaciones están siendo de todo menos relajantes. Era la primera vez que iba a tener vacaciones y me iba de viaje a disfrutar por ahí, y se perdió Rafita, nos hemos mudado y al final ni disfrute ni viaje prácticamente. No quiero más vacaciones. 

En fin, andamos rendidos con el traslado, y tampoco andamos muy finos con lo de Rafita. Le echo mucho de menos, y aunque haya otro bicho en casa, no sustituye a Rafita con su personalidad inaguantable. Esa es otra. Si alguien tiene a Rafita, no sé cómo lo aguanta. Seamos sinceros, no es un perro sociable, le ladra hasta su sombra, se hace pis donde le pille… Quien no lo conozca no creo que aguante mucho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s