En café ataca de nuevo

Otro domingo más que no aprendo la lección. Aquí me tenéis, las 4 de la madrugada y con los ojos como platos oyendo como el camión de la basura recoge los contenedores de debajo de casa. Maldito café… Mamá, por favor. Si te acuerdas de esto el próximo domingo de Campo, recuérdamelo a mí para no volver a caer en el error de apuntarme a la ronda de cafés.

Hoy domingo redondo. No sólo he cogido un kilo o dos con todo lo que me he metido entre pecho y espalda. Encima me he provocado insomnio. Cojonudo. Mañana será una de esas mañanas largas de narices.

¿Y ahora qué hacemos? Si es que por mucho que bostece y se me cierren los ojos, en el momento en que suelto el móvil se me ponen como platos. ¿Qué os cuento? Mmmm… A ver… Es que realmente las cosillas que tengo para contar todavía no han llegado. Fallas, vacaciones, calorcito… Lo único que tengo ahora mismo en el tintero es que nos queremos mudar del piso. ¡Si, mudanza! ¡Bien! ¡Yuju! Con lo que me gusta a mí menear bártulos de un lado a otro… Le hemos echado el ojo a un edificio cercano, y como no nos corre prisa la mudanza, estamos esperando que quede alguno libre a un precio razonable para aprovechar. Este piso necesita bastantes cuidados desde hace mucho que nadie le ha dado y hay partes que se caen a trozos. Pero mientras, pues apaña. Pero si hay que moverlo todo, que sea para mejorar. Piso con piscina por lo menos, que para uno “sin” me quedo en el que estoy.

Bueno, voy a darme la vuelta otra vez a ver si cojo ya el sueño. Veo que la de hoy va a ser una noche muy larga…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s