San Valentín anecdótico

Y ayer fue San Valentín. Fue una noche entretenida. Fuimos a cenar a un restaurante al que no había ido nunca, y la comida estaba buena. Lo malo es que las raciones fueron ligeramente escasas. Vamos a ver. Que somos dos personas con bastante fondo. Eso de comer un par de tapitas… Acabamos en el Burguer King comiendo helados. Eso sí, lo que nos reímos a costa de la cena no tuvo precio. 60€ por 4 tapas… No fue una recomendación muy acertada, pero bueno, lo disfrutamos igual. Aunque debimos ser bastante transparentes, porque al pagar el camarero añadió la coletilla “hasta la próxima si es que la hay”. Para la próxima, que no borren a rotulador el “precio por persona” del menú. Que no importa el precio, importa el hecho de que nos quedamos con hambre.

Pero no fue la única sorpresa del día. A medio día fui a la peluquería para estar mona y me tocó volver a peinarme antes de salir de casa. Los 35€ peor invertidos. Ahí no vuelvo.

En fin, el camarero no se equivocaba, porque no volvemos ni equivocados. Para pasar hambre, tengo mil sitios en los que se come más barato. Las palabras “filetón” y “pulpo a la brasa” no deberían haberlas puesto. Ni era un filetón de atún, ni el pulpo se podía considerar una tapa, más bien un “toping”. Es que en el día de San Valentín hay gente que se pasa tres pueblos. Menos mal que no todos son así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s