Desaparecido

Desde luego, la gente me sigue sorprendiendo. Así en general, incluso aunque no la conozca. Lleva lloviendo aquí dos días (nada raro teniendo en cuenta el tiempo que dan para toda España) y esta mañana, al sacar al perro de paseo, se ha quedado el paraguas en la puerta para que no escurriera por casa. Pocas horas después he tenido que volver a bajar y a que no sabéis. ¡Me han robado el paraguas! Sinceramente, ya podían haber robado la cama y el somier que estaban justo al lado, así me hubiera ahorrado el tener que bajarlos y llamar al ayuntamiento para que los recoja.

Un paraguas viejo y descolorido… Hay que ver la gente como puede ser, y más entre vecinos. Por lo menos podían haberlo devuelto después del paseo. Nada, mañana fijo que me mojo de camino al trabajo como siga lloviendo. Como para fiarse de dejar algo en la puerta que no pese mucho…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s