Cena y celebracion

Si es que no paro. Ni cuando tengo libre puedo estar quieta. Eso, o me enganchan para hacer algo o ir a algún lado. Por ejemplo hoy, que el poco rato que he tenido libre me he ido de cena con la familia y luego de “cumple exprés”.

Menudo cachondeo en el postre con mi familia. Resulta que la heladería que está junto a mi trabajo (que tiene unos helados espectaculares, por cierto) nos han sacado los postres y un café para mi padre. Pues la cuchara para removerlo tenía algo así como un trocito de pastel. Así de nuevas pensábamos que era la cuchara de alguno de los anteriores clientes, y andábamos dándole vueltas a sí aquello era para acompañar el café o simplemente una cucharadita de pastel que se habían dejado. Pues mi padre le ha hecho mil pruebas antes de preguntar qué era aquello. 7 personas mirando embobados una cucharilla de café desde mil ángulos. Cualquiera que nos viera pensaría que estamos locos. Al final ha resultado ser algo así como la galleta que ponen en algunos sitios para acompañar, pero en un formato diferente.

Y luego cumple exprés. Nunca había estado en uno tan breve. He llegado yo con la tarta (la única que libraba hoy) y el cumpleañero ha soplado las velas. Le hemos felicitado y han seguido trabajando. Menudo fiestón. Yo que no pintaba nada allí hoy me he venido a casa, así que imaginaria la juerga que hemos liado. Salvo gritar la canción de cumpleaños feliz por el micro, poco más hemos hecho. Y es que madrugando como madrugo en un rato, pocas ganas de juerga tenía. Es lo que tiene el verano, que ni los cumpleaños los podemos celebrar cómo dios manda. Y menos trabajando todos en el mismo sitio. Siempre va a tener que faltar alguien.

En fin, descansó el justo. Ahora mismo mi meta es sobrevivir un día más hasta que llegue una época más tranquila (que ya queda poco) y sobre todo hacer que estas fiestas pasen lo antes posible. Hasta entonces todo lo que me toca es igual, corto y con cansancio acumulado. Bueno, ya llegara el invierno y se me hará muy largo, como si lo viera. En ese momento ya echaré de menos tanto ajetreo, aunque no creo que me de tiempo de aburrirme (con lo que lo echo en falta) .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s