Magdalena de limón

Esta mañana, a diferencia de la gran mayoría, me he levantado con ganas de desayunar y he abierto el armario en busca de algo para picar. Maldita la hora en que lo he hecho. Por culpa del “desayuno” me he tirado parte de hoy con el estómago revuelto. Y no es para menos, sé de más de una que si le pasa lo que a mí, echa hasta la primera papilla.

He visto un paquete de magdalenas rellenas de chocolate que me gustan, de estos que dentro del paquete traen unas cuantas empaquetadas de dos en dos individualmente. He cogido uno y sin mirarlo he empezado a comerme una en la cocina. Yo pensando “qué magdalena más rara, sabe a limón y va rellena de chocolate. Hay que ver las cosas tan modernas que compra mi madre”. Me la he comido pensando que bueno, la combinación no era la más acertada, pero era comestible.

En esto que salgo al balcón a comerme la segunda y me fijo en ella a plena luz del día. ¿A que no sabéis lo que he visto? La magdalena que tenía en la mano tenía una bonita mancha verde en la superficie. ¡Había empezado a pudrirse! Qué ascazo. Se lo digo a mi madre y me manda a que mire el resto a ver si están buenas. Qué va, todas con esa pelusilla verde creciendo encima. ¡Y yo ya me había comido una! No estaban caducadas, pero se ve que había salido una partida mal, y a pesar de estar bien cerradas se habían puesto malas.

No sé cómo he conseguido retenerla en el estómago, pero al final lo he conseguido. Un cachondeo conmigo esta mañana… Ahora entiendo ese toque de “limón” que tenía. Y luego mi padre, que hoy estaba sembrado con las bromitas. Que lo que no mata engorda. Genial. Encima de comerme algo asqueroso, se me va a ir al culo directamente.
En fin, creo que  a partir de ahora voy a andar con mucho más ojo a la hora de llevarme algo a la boca. Nada más que de pensar en “la pegatina verde” me están dando arcadas. Es lo que tiene coger el desayuno medio dormida. Que no te fijas en las cosas y lo que puede parecer un sabor exótico puede ser en realidad algo en mal estado. Ya contaré si la puñetera magdalena tiene consecuencias a parte de revolverme el estómago de pensar en ella. Voy a tardar mucho en volver a probar una…

Anuncios

Un comentario en “Magdalena de limón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s