El ladrón peludo ataca de nuevo

Definitivamente, Gordi es un cabroncete de cuidado. Si es que cada vez que puede la lía en el campo. Y no hablo de los ladridos y las “salidas de tono” con Odín o los otros. Me refiero a la comida. Si el otro día ya dejó sin barbacoa a mi novio, hoy el que ha sufrido el robo de comida ha sido mi padre.

Cuando hacemos carne en el Campo, siempre solemos darle los huesos a los perretes, que se pasan toda la comida bajo nuestros pies. Pero hoy el que ha sido más listo ha sido Gordi. Mi padre andaba intentando darle un hueso a Rafita y a Kody cuando Gordi se ha colado por debajo de la mesa y con un estilazo tremendo se ha colado entre las piernas y con la pata ha tirado la panceta al suelo para comérsela. ¡Hasta el culo se ha puesto el bicho!

De verdad que nunca he visto a un perro que maneje tan bien la pata para acercarse la comida, y desde unos ángulos imposibles. Hay que tener un cuidado con dejar comida a su alcance… Y por supuesto no quitarle ojo ni un segundo. Fijaros, mi padre se ha girado a darle le hueso y al volver a fijarse en el plato le faltaba toda la carne.

En fin, que no podemos perderles de vista, que en un descuido nos dejan sin nada. Eso o los dejamos encerrados en la caseta para comer tranquilos. Qué poco respeto nos tienen a veces… (sobre todo Gordi).

Anuncios

2 comentarios en “El ladrón peludo ataca de nuevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s