Ajetreo con alegría

Hoy ha sido un día bastante ajetreado. Me he pasado gran parte del día buscando algunas cosas para el uniforme de mi novio ¡que mañana ya va de traje! Claro, hay cosas que sí que las tiene. Pero algunos detalles (como el alfiler para la corbata) pues había que buscarlos. El uniforme tiene que ir perfecto, o al menos intentarlo. Eso sí, no imaginaba que una pieza tan pequeña pudiera costar tanto.

Me he recorrido varias tiendas buscando el dichoso alfiler. En cada una que iba me decían que buscara en tal otra que quizá tuvieran. Los pocos que he visto eran carísimos, uno normal de acero 60€. ¡Para que luego en un despiste lo pierda! Ni en broma. Que yo sé que tiene su trabajo, pero es para trabajar, y no me fío mucho de que lo mantenga en su sitio sin perderlo con tantas horas como hace y lo que se mueve (hay que ser realistas). Pero bueno, al final he conseguido uno de plata por 20€ en una joyería muy mono.

Al llegar a casa, mi madre ha querido gastarle una broma y en la cajita le hemos colocado un clip tamaño gigante en lugar del alfiler. Vaya cara se le ha quedado al verlo, todo un poema. Y por no darme un disgusto, ha empezado a decir que era original y cosas por el estilo. Al final le hemos dado el bueno, pero la cara que ha puesto al principio no tenía precio. Ahora sólo quedan los zapatos y la camisa, que irá mañana por la mañana nada más levantarse. Con eso ya tiene todo el traje completo y a trabajar ¡por fin en su nuevo puesto!

Por otro lado, ¡hoy he firmado mi contrato! Oficialmente tengo trabajo, y cotizando y todo. La de años que no firmaba yo algo así… No son muchas horas (aunque pagan las extra, que por lo visto habrán bastantes), pero ya es un ingreso asegurado hasta noviembre. Casi 6 meses de contrato con vistas reales a quedarme para más tiempo. Eso es que les habré gustado, digo yo. Y no sólo yo, la otra chica que ha entrado conmigo también se queda. La verdad es que no puedo quejarme de las compañeras y los encargados que me han tocado. El ambiente es genial.

Así que nada, de momento tranquilidad para unos meses, que ya es decir. Quién me iba a decir que desempolvaría mi antiguo delantal para volver a la misma empresa y tendría para usarlo 6 meses como poco… ¡Que me quedo en la empresa! Eso sí, el ibuprofeno corre que da gusto. Eso o acabo arrastrando la pierna derecha la última media hora. Cuestión de costumbre, que hacía mucho que no me movía tanto. Y esta semana tengo un turno sola en cocina. Menos mal que me lo han dado para un día tranquilito.

Anuncios

Un comentario en “Ajetreo con alegría

  1. Qué malas!! Pobrecito!!
    Muchas felicidades por el contrato!! Te lo mereces!! Y es genial que trabajes con buena gente alrededor!!
    Besitos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s