A la espera de veredicto

Bueno, mañana es mi último día de prueba en el trabajo. Si todo va bien (que yo creo que sí) a partir del lunes a trabajar con contrato. ¡Bien! Si no recuerdo mal, el último contrato fue en la ciudad para la misma franquicia hace 3 años. Madre mía, cómo pasa el tiempo.

Estos días de prueba me han felicitado varias veces por cómo trabajo. Siempre le sube la moral a una cuando le dicen lo bien que lo hace. Aunque hoy te tenido un pequeño “incidente”. Resulta que en el horario que me dieron ponía que hoy entraba a las 20:50. Claro, yo leo eso y pienso que entro a esa hora. Pues resulta que no, que en realidad quería decir que entraba a las 20:30. Que el programa que calcula la nómina tiene un problemilla y esa es la forma de decirle que en lugar de entrar a “en punto” se entra a “y media”. Por supuesto he llegado tarde. Hay que ver lo complicado que lo hacen. Y una que no es adivina… Menos mal que el encargado ha sido comprensivo.

Menos mal que la faena ya ha empezado después de que llegara. Con aquello de que el cielo andaba que si llueve o no, ha sido una noche tranquila. Mañana nos va a tocar la de Dios, que es día de oferta. Con deciros que mañana estamos todas por la noche… Ningún otro día estamos todas. Así que nos van a dar faena para aburrir.

En fin, que yo creo que me quedo. La verdad es que me encantaría, es un trabajo en el que estoy a gusto y las compañeras y encargados son todos geniales. Lo único malo es que el dolor de espalda ha vuelto. Se ve que el primer día iba un poco “puesta” con el ibuprofeno para la migraña y no me di ni cuenta. Pero como hoy no me he dopado, ha vuelto. Supongo que también es cuestión de acostumbrarse, pero es lo que hay. Eso sí, lo bueno compensa con creces lo malo.

Por cierto, todavía tengo pendiente subir la foto con las peinetas. Para quien tenga dudas, son peinetas, peinetas de verdad. No es una forma de llamar a algo que me ponga en el pelo. Son peinetas de flamenca de toda la vida, y no pequeñas precisamente. No imagináis la cantidad de veces que me las engancho por ahí al cabo del turno (y lo que duelen las puñeteras al clavarse con los golpes…)

Anuncios

Un comentario en “A la espera de veredicto

  1. Si es que eres una máquina trabajando como tu novio!!
    Espero que la espalda no te esté dando muchos problemas!!
    Se lo que pueden llegar a molestar las peinetas créeme!!
    Besitos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s