Y llegó el gran día

Mi primer día de trabajo “de verdad”. Madre mía, que ganas tenía de que llegara. Han sido sólo 3 horas (esta semana es algo así como de adaptación) pero han sido muy intensas. Claro, las cosas han cambiado mucho en 3 años, y se ha notado. Para que os hagáis una idea, el anterior trabajo era como muy “rústico”. Aquí todas las máquinas son mucho más modernas y facilitan mucho el trabajo.

Aunque se supone que es la misma empresa, los procedimientos son muy diferentes en casi todo. Comparando, en la Ciudad hicimos auténticas barrabasadas que aquí ni se piensan. Y para los que sois de aquí, podéis venir a comer tranquilos, la comida se controla muchísimo. Jamás se va a servir algo en mal estado.

La compañera que me ha estado explicando hoy es un encanto, muy simpática y eficiente. Da gusto trabajar con ella, y eso que sólo la he tenido una hora. El encargado (uno de ellos) la ha mandado a casa una hora después de entrar yo. Pienso que si la ha mandado a casa es porque ha pensado que yo podía hacer el trabajo sola. La verdad es que han habido momentos en que andaba algo perdida, pero son muchas novedades que asumir en muy poco tiempo y siendo el primer día no podía saberlo todo a la primera.

Me ha tocado llevar las peinetas (tengo fotos, prometo subirlas mañana) y me he olvidado de que las llevaba. ¡Casi salgo con ellas puestas cuando me iba! Son menos incómodas de lo que yo pensaba. Eso sí, el gorro me lo he olvidado en varias ocasiones, ya que al salir de la cocina debía quitármelo.

En resumen creo que ha sido un buen día. Si bien es cierto que hoy no estaba al 100% (difícil con todos los cambios a los que me tengo que adaptar) espero estarlo para finales de semana. De momento me han cambiado el turno y en lugar de volver el jueves (día tranquilo) me toca mañana por la noche, que va a ser una locura. Y ante todo pronóstico, la ciática no ha hecho aparición hoy. Entre eso y el ambiente en general, tengo unas ganas tremendas de volver mañana. Ya os iré contando, que aunque parezca mentira ando algo cansada. Ahora sí que sí. ¡A trabajar se ha dicho!

Anuncios

4 comentarios en “Y llegó el gran día

  1. Enhorabuena!!! hacía días que no entraba a comentar, me hizo muchísima ilusión que te llamaran para darte esta oportunidad. Estoy segura que pronto cogerás el ritmo y te vas a quedar por mucho tiempo con ellos. Y si no es así, que sea porque te salió algo mucho mejor!!!

    • ¡Gracias! Todavía me veo un poco como pollo sin cabeza, pero ya es cuestión de coger el ritmo de nuevo. Por lo menos he conseguido un trabajo, y la verdad es que muy a gusto donde estoy con todos los compañeros.¡Y que dure!
      ¡Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s