Cómo les cunde el espacio

Estaba pensando en que hoy realmente no tengo mucho para contar. De casa al trabajo y del trabajo a casa 2 veces, y básicamente lo que hago en el trabajo es revisar equipos para repararlos o venderlos. Estoy en un taller sola, así que imaginaros las conversaciones que tengo conmigo misma en esas horas de soledad.

A lo que iba (tengo una facilidad para despistarme…) no tengo mucho que contar, y todavía menos que sea nuevo. Pero aquel día que no escribí mi madre me echó la bronca, así que por lo menos unas líneas. Aunque sea para contaros que hoy Kody se me ha puesto “pocho” y andaba muy decaído esta tarde mientras estaba en casa. Pero oye, ha sido dejarnos todas las croquetas de la cena de anoche en el salón y mano de santo.

Bueno, también podría contaros que en el local de al lado están de obras.Ya sabéis lo que es eso. Martillazos a punta pala, gritos (son poco discretos con eso) y lo peor de todo, el maldito martillo neumático. Toda la santa mañana con él encendido pegando picotazos en una pared que está situada a escasos 50 cm de mi espalda en el mejor de los casos.

Y digo yo. ¿Tanta faena tiene un local tan pequeñito? Que no sé los metros que tendrá, pero no creo que sobrepase los 20 metros cuadrados distribuidos en dos plantas. Hasta el moño me tenían hoy con tanto darle a la pared. No me hubiera extrañado nada que en un momento dado el obrero la hubiera atravesado y me hubiera saludado. ¡Si es que tienen que estar a punto de echarla abajo!

En fin, que acaben pronto con la faena pesada de la obra, que hay momentos en los que ni siquiera me oigo pensar. Ya ni hablemos de la música. Todo suena igual con la obra de fondo (o por encima, según “se oiga”). Quizá estén buscando una puerta que lleve a otra dimensión o la de Narnia. No sé, el cartel de la agencia de viajes que tiene igual se refiere a eso. Pero estoy deseando que empiecen ya con las capas de pintura, que por lo menos es más silencioso. Desde luego, no hay quien se concentre viendo el bailoteo que tienen los tornillos sobre la mesa.

Anuncios

4 comentarios en “Cómo les cunde el espacio

  1. Primero muchas felicidades. Es una noticia que me gusta por ti, entre todos tenemos que levantar este país que han hundido entre tantos y tantos unos conscientes y otros no , pero que lo han jodido al fin y al cabo. En lo que respecta al ruido de las obras….benditas sean, a mi me alegra ver algún que otro obrero (pocos), y esas maneras que les caracterizan (gritos, radio,…martillazos). Se ven muy pocos y hace ya mucho tiempo que no hay construcción por estos parajes. Aguanta un poco, se que es molesto. Yo tengo lo mismo bajo mis pies, y cuando entro a trabajar digo “buenos días, con una sonrisa y pienso que alegría verlos…”
    No me gusta ver a los hombres acumulados en los bares aburridos y haciendo lo que no debieran . Un beso

  2. Es verdad que joden bastante los ruidos pero como dice Mamá de Nico hoy en día se ven tan pocos…
    Me alegra que Kody ya esté bien.
    Bueno pues con esto me vuelvo a poner al día de nuevo!!
    Besitos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s