Al mercadillo

Hace unas semanas (menudo despiste llevo con ciertas cosas) prometí que escribiría un post sobre el mercadillo de mi pueblo. No es que sea gran cosa, supongo que es como cualquier otro mercadillo de pueblo en el que los gritos de “¡¡Bragas un euro, un euro, un euro señoras!!” se mezcla con música que ni la propia Sgae se molesta en multar por “reproducirla en un sitio público”. En serio, compadezco a los que tienen que aguantar toda la santa mañana el chiringuito de música con “Juan, el de la Pepi” sonando a todo trapo por unos altavoces cascados una y otra vez (o será que todo lo que ponen me suena igual, no estoy segura).

Aquí lo ponen los lunes. Bueno, y lo viernes rastro, aunque va mutando poco a poco en un segundo mercadillo. Y los domingos en el pueblo donde tenemos El Campo. Y me juego el cuello que me podría pasar cada día por uno sin tener que moverme más de 15 km a la redonda de casa. A lo que iba. Los lunes es casi obligatorio ir a dar una vuelta por allí. Mientras no esté lloviendo, habrá gente en el mercadillo, con 8 grados o con 35. Que no veáis lo que se sufre en un descampado en medio de la nada a pleno sol de verano con 35 grados (o más).

Cada temporada les da por alguna prenda o producto y muchos puestos tiene casi lo mismo. El año pasado fueron unos guantes sin dedos y con pelo por los bordes. Cada pocos metros había un puesto con guantes de esos en mil colores. Pero este año no hay un producto “estrella”, hay varios grupos. Un grupo se ha decantado por las prendas con pelo en los cuellos y puños (o directamente toda la prenda), otro grupo se dedica a los accesorios para móviles y tablets y luego tenemos el gran grupo que trae ropa “a granel” (este es el que yo más visito, no voy a negarlo). Plantan cada uno entre 3 y 5 mesas largas donde exponen toda la ropa perfectamente desparramada en montones que la gente menea a su antojo. El día que llevo poco dinero paso por los puestos de 1€, y los días que me siento una derrochona me paso por los de 3€. Hay ropa que no es que sea fea, es horrible y debería estar prohibida. Pero de vez en cuando se cuelan cosas muy monas. De hecho, en alguna de las fotos que os he enseñado llevo ropa comprada ahí.

Y hoy, cuando fuimos mi madre y yo a sacar a los perretes, acabamos allí cotilleando un poco en los puestos. Pero mi madre se tuvo que ir yo me quedé acabando la ronda y se me ocurrió pararme en uno de esos puestos de 1€. Yo no sé si en el resto de mercadillos de España pasa, pero creo que aquí reparten señoras con moños estrafalarios para que incordien a las demás. Tenía una mano ocupada con los perretes, así que con la derecha iba sacando prendas del montón y extendiéndolas como podía. Y en esto que una señora con un moño de 10 cm de alto con varios tonos de rojo y amarillo (sí, he dicho amarillo, no rubio o con mechas, amarillo canario) se ha puesto muy pegada a mi derecha. Y cuando digo pegada digo “si doy un paso a la izquierda se cae seguro”. Puntualizo, las dos completamente solas en ese momento salvo por el dueño del puesto me nos miraba un tanto raro (puede que el moño le deslumbrara con tanto colorido). Yo me movía, pues ella conmigo. Mi sombra me andaba dando más espacio que la señora.

Pues yo sacando prendas y la señora cogiendo cada una de las que dejaba a un lado. Hasta que cogí una que me parecía mona y me detengo a mirarla un segundo. ¿Y qué hace la señora? ¡Pues la coge también! Yo con el jersey agarrado del cuello intentando mirar el largo y la señora le pone la zarpa encima y lo agarra por la manga. – Señora, es que este lo tengo yo. (Con cara de “mi paciencia se empieza a agotar”)
– ¿A, sí? (Visualizad una sonrisa de “me importa más bien nada lo que me estás contando)
5 intensos segundos cada una agarrada a un lado de la prenda hasta que me he cansado y se la he dado. Si llego a llevar dinero en ese momento, juro que me lo quedo solo por fastidiar.

Pero no creáis que este ha sido un hecho aislado. Estas señoras acechan en cualquier puesto. Quieren la braga-faja que justo está delante tuya, el bolso que está detrás del que te interesa, el pack de calcetines que tienes en la mano… y para ello no dudan en empujarte, desplazarte, ponerse delante aunque estés hablando con la dependienta o quitarte lo que tengas en las manos. Yo creo que aquí es donde vienen a ensayar esas señoras que luego en rebajas te arranca las prendas sin miramientos. Pero juro que si llego a tener 1€, tenemos ahí una guerra psicológica un rato largo. Total, prisa no tenía…

Anuncios

6 comentarios en “Al mercadillo

  1. Aquí hay un mercadillo el sábado y otro el domingo y también hay uno en mi barrio los jueves y otro en otro barrio los viernes será por mercadillos jajaja!! Y te puedo asegurar que pasa exactamente lo mismo.
    Desde las bragas a 1€(que además cantan exactamente igual) pasando por la música, la señora del moño(o sin él) hasta las mesas con cosas a 1€,3€… y sin olvidarse por supuesto de los puestos de “maquillaje”,”bisutería” y “perfumes”.
    Una semana vas y como yo digo es la semana de los zapatos(hay de todo pero abundan éstos), otra semana es la de los pijamas otra la de los chaquetones…
    Que como digo hay de todo pero abundan éstos.
    Con respecto a la señora que le dé gracias a Dios que no llevabas el euro que si no íba apañada jajaja!!
    Besitos y feliz martes!!

    • Será por mercadillos… vas más que servida. Quizá son como los Mc Donals, que los hacen todos igual a propósito. Distribuyen señoras de moños estrafalarios, puestos con música terrorífica, bragas a 1€ y allí no sé, pero aquí en verano ponen a dos tipos con ponchos a tocar la flauta a toda pastilla.
      Aquí cambia un poco más despacio, pero también va cambiando. Hasta que no empiece un poco más el calor, aquí tendrán las prendas peludas por todos lados.
      Ya te digo. Si llego a tener el euro se queda sin él. Espero que se lo comprara y le viniera pequeño…
      ¡Besotes!

    • Yo todavía no he tenido la oportunidad de ver un combate de señoras por una prenda, pero hay algunas aquí que las ves y dan miedo. Tienen pinta de ser más vastas que unas bragas de esparto. Lo de los gorros de los minions no tengo ni idea, pero ahora mismo voy a investigar, que me he quedado con las ganas de saber cómo son.
      ¡Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s