Un día intenso de narices

Hoy tengo mucho que contaros. La verdad es que ha sido un día bastante intenso y me va a dar para contaros un rato. En titulares: Mi novio tiene casi solucionado el tema del trabajo con un aire positivo. El perro pegado a una parabólica. Incursión breve pero satisfactoria en el mundo informático. Vayamos por partes.

Mi novio está que lo tira. Si ayer (¿ayer? bueno, os lo conté hace poco. Esto es para que quede patente que no sé en qué día vivo.) os dije que no sabía qué hacer por el tema del trabajo, hoy amaneció complicándose un poquito más si cabe. ¡Le han llamado de otro sitio para trabajar! Bueno, en realidad para que mañana fuera a hacer una prueba de un par de horas a partir de las 13:30 para, si al jefe le gustaba, el día 11 incorporarse en la plantilla a trabajar. ¡Bien, bien! Pero eso no es todo, un rato después le llaman de la ciudad, que le necesitan para una baja de dos semanas y que tiene que ir a las 15:00 para incorporarse.

Aquí ya empezamos a hiperventilar un poco. Hagamos cálculos. Si son dos horas de prueba y acaba a las 15:30 (si son puntuales) no podría ir a la ciudad que le queda a 40 minutos desde allí y llegar a tiempo. A alguien tuvo que decirle que no podía y fue al de la prueba. Lo llamó y le dijo la verdad, que le necesitaban un par de semanas y que luego podría trabajar para él, pero que la prueba se tendría que adelantar un rato o dejarlo para otro día. ¿Y a que no imagináis la respuesta que le dio? Que no pasa nada, que vaya y el día 11 se incorpore a trabajar del tirón. Total, si le llaman para hacer una sustitución al hotel de la ciudad (de prestigio, todo hay que decirlo) es por algo, así que a trabajar sin más. ¡Toooooma!

Todavía queda pendiente la llamada para concertar la prueba del puesto bueno y para largo tiempo, pero con un poco de suerte le llamarán cuando esté de vuelta, y si no en la empresa donde va a ir tiene muy bien rollo con ellos y seguro que le dejan ir a hacerla. He de reconocerlo, cruzáis los dedos como nadie. ¡Seguir así a ver si para mí también tienen algún puesto de trabajo!

Como ya me está quedando un post algo largo, creo que “el perro pegado a la parabólica” lo pongo mañana. Y como os dejo con la intriga, mañana os lo cuento como Dios manda y con foto y todo. Ahora os cuento mi pequeña incursión como técnico fuera de casa. Que no es que considere que haya sido un gran hecho, es más bien la satisfacción personal que me he llevado y la alegría que le he dado a un amigo.

De vez en cuando voy a un videoclub cercano a casa donde también reparan ordenadores. El dueño es amigo mío desde hace algunos años y cuando estoy por allí nunca dudo en echarle una mano si puedo. Pues hoy tenía un gran problema, compró una impresora por internet y no funcionaba. Fui a verle cuando me mandó un mensaje un poco cabreado con la impresora y después de pegarle varias vueltas vi que el problema era una pequeña pieza que no iba. Entre los dos la desmontamos y arreglé la pieza. Que no es que haya sido gran cosa, pero le he ahorrado dos semanas sin impresora a mi amigo y tener que recurrir al servicio técnico (sabéis las burradas que pueden hacer, tanto al aparato como a la factura).

Y se me están quedando algunas cosillas más en el tintero, pero es que este fin de semana promete y tendré tiempo de ir contándolas con más detalle a medida que vayan viniendo. Yo hoy ya me puedo acostar contenta, que mi novio tiene trabajo y yo me siento un poquito realizada y menos inútil.

Anuncios

4 comentarios en “Un día intenso de narices

  1. Bieeeeenn!! Qué magnífica noticia!!
    Si es que yá decía yo que tener cruzados los dedos todo el día tenía que dar resultados jajaja!!
    Bromas aparte me alegro muchísimo de la noticia!!
    Si es que se lo van a rifar!!
    El que vale vale!! O no?
    Si es que eres una máquina y arreglas lo que te echen jajaja!!
    Y que sepas que yo hoy también me acuesto contenta por la gran noticia!!
    Besitos y feliz viernes!!

    • Pues hija mía los cruzas como ninguna. ¡Ha hecho efecto! Ahora crúzalos por mí a ver si me sale algo pronto.
      Si ya me extrañaba a mí que no se lo rifaran como casi siempre.
      La otra impresora me pudo, pero a esta le he ganado yo la batalla…
      ¡Gracias! Y no serás la única que se acueste contenta.
      ¡Besotes!

  2. Oeee al final os van a salir trabajos por las orejas a los dos!
    Ahora me dejas con la curiosidad de qué tiene que ver un perro con una parabólica. Espero el post de mañana! No sé cómo te da la vida para publicar cada día..

    • Ojalá fuera así. A mí cuesta más que me salga algo, pero todo llega.
      Pues en realidad yo tampoco sé cómo sigo aquí a diario. Ya he pensado en dejar de publicar algún día que otro, pero cuando se hace la hora me digo “ni he avisado ni nada. Va, publico hoy también”.
      ¡Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s