A por la pelota

Como todos los domingos que estoy en casa de mis padres (ya sea a pasar sólo el día o temporalmente como ahora) nos vamos al Campo. Y hoy no podía ser menos. Salió un día gris así medio nublado pero con una temperatura bastante agradable. Tanto que llegando al medio día me sobraba la sudadera y me he pasado un buen rato en manga corta. ¡Adoro el clima de aquí! Si tan sólo le pudiera quitar algo de humedad, sería ideal. De verdad, aquí no hay quien mantenga el pelo planchado más de un par de horas. Qué manera de rizarse sin permiso.

Los perretes como siempre se han inflado a correr y ladrar. Llega un momento que se vuelven como la radio, la oyes, sabes que está sonando, pero no te enteras de nada. Y es que o eso o acabas de los nervios. El de mi madre tiene OBSESIÓN por la pelota. Tenemos la teoría de que las huele sea la que sea de las tropecientas que tiene y ha tenido. Se las hemos llegado a esconder en las ramas de un árbol a casi 2 metros de altura y el perro ladra hacia arriba para que se la bajemos.

Y ya puedes tirársela 518 veces seguidas, el perro volverá a dejártela caer en los pies para que se la vuelvas a tirar. Si si te mueves, te persigue con ella en la boca (cosa que a ninguno de los dos hermanos les supone un problema para seguir ladrando) y te pega con ella en las piernas hasta que se la tires bien lejos. Cansino es poco. Pues ahora multiplicarlo por 3, que los míos no devuelven la pelota, pero corren igual a por ella y ladran para que la tiremos. Eso hace una media de 5 horas de ladridos de 3 o 4 perros según el momento cada domingo. Que si tienes ganas de jugar con ellos, bien. Pero no entienden que estás haciendo algo importante y te persiguen en manada.

¿La parte buena? Que los otros 2 como van por imitación y le siguen allá donde va por la pelota se cansan igual y cuando llegan a casa están los 3 rendidos. Hoy se han echado en el salón y no se han movido hasta la hora de dormir. Bueno, sí se han levantado una vez. Para comer y vuelta a sus sitios.

Pero algo que nos ha descolocado hoy ha sido que a la vuelta casi nos comemos un coche de frante con dos señoras. ¡Se habían metido en dirección contraria en un trozo donde los carriles están separados por esos pivotes de plástico verde! Lo malo es que no es la primera vez que pasa. Es un desvío muy mal señalizado y para colmo en curva. Seguirá pasando hasta que a algún lumbreras se le ocurra poner una señal de prohibido el paso. Allí hemos dejado a las dos señoras paradas en el arcén con los intermitentes puestos a unos 50 metros de donde se han confundido de carril. Luego la policía ha pasado a toda velocidad en esa dirección. Igual iban a por ellas…

Creo que ese camino no vamos a cogerlo más para volver del Campo. No me apetece llevarme a nadie por delante. Y con toda la faena que nos queda allí por hacer creo que voy a coger por costumbre llevarme música para no oír a los perretes. ¡Pero qué pesados pueden hacerse después de hora y media de ladridos sin parar!

Anuncios

4 comentarios en “A por la pelota

  1. A eso se le llama tener paciencia y tomárselo con filosofía jajaja!!
    No me extraña que acaben rendidos después de semejante ejercicio.
    Menudo susto con el coche ése en dirección contraria madre mía!!
    Hacéis bien en no tirar más por allí para ir al campo.
    No hay algún tipo de petición que podáis hacer al ayuntamiento o algo para que lo señalicen?
    Aunque me imagino que será un follón porque tendréis que empezar por recoger firmas o algo parecido no?
    Espero que no esperen a que pase algún accidente grave para hacer algo al respecto. En fin…
    Besitos y feliz lunes!!

    • Acaban hechos polvo. Luego llegan a casa y caen rendidos en cuestión de minutos. Si encima de todo eso los bañamos, ni se les oye hasta el día siguiente.
      Lo del coche ha sido un gran susto, pero menos mal que ha sido sólo eso, un susto. Espero que para las señoras también fuera un susto.
      El ayuntamiento aquí está más preocupado en dejar el pueblo “bonito” que en hacerlo seguro. Lo que hicieron fue señalizar los carriles con los pivotes, pero en lugar de arreglarlo lo han empeorado. Una simple señal solucionaría muchos sustos.
      ¡Besotes!

  2. Lo que te pasa con los perros es que no tienes paciencia. la misma tactica de los perros las utilizan los hijos, cuando quereis, podeis ser muy cansinos hasta conseguir lo que deseais. O no??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s