¡Al mercado navideño de la ciudad!

Lo primero es lo primero. Ya hemos vendido el coche. Hoy el tipo ha venido a pagarlo y recoger los papeles. Así que ahora sí que sí, lo tenemos todo listo para marcharnos. ¡Bien, bien! Y como estamos tan contentos, pues nos hemos ido a la ciudad a celebrarlo visitando el mercado navideño.

Entrada

Qué olores, qué de luces, QUÉ DE GENTE… Es muchísimo más grande que el del pueblo. Enorme. ¡Tremendo! De hecho, si no fuera porque parece que mi novio viene con GPS incorporado de fábrica, nos habríamos perdido varias veces. Incluso dudo que hayamos visto todos y cada uno de los pasillos en las 2 horas que hemos estado.

20131214_193720

Y yo sé que cuando una se mete entre la multitud (recordad que llevo sin ver tanta gente junta casi un año) se arriesga a que le pase de todo. De hecho, me han golpeado (mierda niñato con algo cuadrado en la mano…), me han pisado, me han apretujado hasta el punto de poder levantar los pies del suelo, y llevar comida en la mano sin que nos la tiraran ha sido toda una hazaña. Entre que soy bajita y que había tantísima gente, cualquiera sacaba una foto en ese momento. He tenido que dejarlas para sitios con algo menos de gente. Por ejemplo, la entrada a la catedral donde han situado el mercado navideño. Si no me equivoco, es la más alta de Alemania y una de las más altas de Europa. Impresionante.

puerta catedral

Había de todo. Desde los típicos puestos de adornos navideños de todos los materiales y colores hasta unos con cacharros de cocina o pantuflas. Pero uno de los más impresionantes era uno dedicado a adornos de cristal que habían montado un pequeño taller justo al lado y andaban allí haciendo figuras de cristal realmente bonitas y complicadas en directo. Si no fuera porque una bolita costaba 20€ y que es casi seguro que no aguantaría el viaje, me hubiera llevado una. Lo que sí nos hemos llevado ha sido un gorro nuevo para mí y un par de paquetes de frutos secos caramelizados. Madre mía, qué ricos. No hemos podido esperar a llegar a casa y en el tren han caído algunos. Aquí tenéis el espectáculo (o lo poco que podía ver yo).

espectaculo cristal

Por supuesto, otra taza más ha caído. Y la nota graciosa la ha puesto la señora que recogía los platos en una ventana donde te devolvían el dinero. Resulta que sabía español y parece que ha estado en España una buena temporada, porque hablaba con un tono de voz muy alegre y alto. Nada usual por aquí.

Y a la vuelta para casa nos hemos topado con una tienda que tenían en el escaparate pantuflas. Pero no unas cualquiera, al precio que tenían marcado yo creo que deben darte un masaje mientras te calientan los pies, porque en esa misma tienda te vendían zapatos de vestir por 10€ más. No lo entiendo. ¡Qué son unas puñeteras pantuflas! Y para ser sinceros, en el mercadillo de mi pueblo venden unas muy parecidas a 5€. Para que veáis que no exagero, aquí os pongo la prueba gráfica.

pantuflas

En fin, ha sido un “fin de fiesta” precioso y agotador. Me duelen hasta las pestañas de lo que hemos caminado y empujado para abrirnos paso. Toda una experiencia. Tengo más cositas que contaros, pero mejor las dejo ya para mañana, que se me está haciendo una entrada interminable. Ale, ahora ya sí que me puedo volver a España contenta. Que aunque al final no encontrara los dulces que andaba buscando, han aparecido otros que me han gustado mucho. ¡Y en un par de días nos pondremos en marcha! Que sí, esto de la navidad aquí es muy bonito, pero como con la familia no hay nada.

PD: La entrada anterior se ha publicado por error, no tenía que salir hoy. Mami, sé que me vas a matar. En unos días lo tendréis de nuevo, pero esta vez todo completo y en orden. El programar las entradas me ha jugado una mala pasada. ¡Perdonarme!

Anuncios

8 comentarios en “¡Al mercado navideño de la ciudad!

  1. He entrado por si habías contestado a mis comentarios de los posts anteriores y cuando abro la página qué me encuentro?
    Otro post!!
    Qué bien!! Qué buena noticia que hayáis vendido yá el coche!!
    Y yo que creí que íbas a contarnos lo del mercadillo en el post de mañana jajaja!!
    Me alegra que hayáis disfrutado tanto en el mercadillo antes de volveros y hayáis puesto un gran broche de oro a vuestra estancia allí.
    Ah!! Y me encantan los posts con fotos!!
    Ahora que yá os volvéis te encuentras a alguien que habla español!!
    Pues vaya con las zapatillas!! Están a precio de oro!!
    La familia es lo mejor del mundo!!
    Hay que ver que cada día contesto más el post en plan telegrama jajaja!!
    Lo dicho!! Estamos casi al final!! 48 horas!! Qué pasada!!
    Y por 3ª vez !!
    Besitos y feliz domingo!!

    P.D: jajaja!! Estás perdonada!! Parece que la entrada estaba deseando salir a la luz y tuvo vida propia!! jajaja!! Y yo que yá la he contestado y todo!! Cuando la subas yá sabes mi respuesta!!

    • ¡Sorpresa!
      Es que el programarla me ha salido mal. Pero saldrá dentro de poco, no te preocupes. Pero quiero esperar a estar en España y hacer las cosas bien. ¡Ha sido un lapsus!
      Ha sido un punto y final genial para nuestra estancia aquí. Ya puedo decir que he visitado el famoso mercado navideño (como Dios manda) de Alemania.
      No me disgusta subiros fotos, pero cuando tenga cositas que enseñaros. Si os tuviera que poner el panorama que he tenido aquí la mayoría de los días, os aburríais tanto o más que yo. Pero mira, quizá mañana por hacer la gracia saco una foto y os la cuelgo de lo que veo gran parte del día.
      ¡Que nos vamos! ¡Que ya está aquí el día! Mañana últimos preparativos, descanso y el lunes ya los últimos papeles para irnos.
      ¡Besotes!

      PD: Creo que tienes razón. La entrada tenía más ganas que yo (que no es fácil) de ver la luz. De momento tus comentarios siguen ahí, así que si no pasa nada se mantendrán en su sitio hasta que se publique. ¡Y ya están contestados esperando a ser publicados!

  2. Pero que lianta eres!! Pos no tienes tu ganas de publicar!!! Pero, bueno, ya queda poco. Y lo del mercado, pareces una ermitaña!! Te molestan las bullas, las aglomeraciones, pues cuando vuelvas, tendremos que pasear muuuucho para volverte mas sociable.

    • ¡Que yo no he sido! ¡Que se ha publicado sola!
      Vais a tener que volver a domesticarme, que ando de un asilvestrado que asusta. Compréndelo, tanta gente de golpe después de estar sola es un pequeño shock. Pero sé que no me vais a dejar ni respirar cuando vaya para que me recupere.
      ¡Besotes, mami!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s