Con un pan bajo el brazo (y una batería en el bolsillo)

Cuando pedí la batería para mi móvil, me la jugué y mucho. Lo mismo me llegaba entre las fechas previstas y me la podía llevar en el viaje o se retrasaba y perdía el dinero. ¡Y ha llegado! He dejado de tener un fijo con aspecto de móvil (24 horas al día conectado porque la batería aguantaba 10 minutos con suerte) y ahora vuelvo a tener mi móvil a pleno rendimiento. He de decir que estoy muy contenta con la web a la que se lo he pedido. Por 9€ que me ha costado, está genial.

Y empezaba a preocuparme, porque cualquier día de estos la batería reventaba literalmente. Estaba ya tan hinchada que no podía cerrar la tapa trasera del todo. Lo dicho, en casa del herrero cuchillo de palo. Vuelvo a poder hacer fotos por la calle (¡la de fotos que voy a sacar en el mercado navideño!) y a no depender de un cable todo el día. Y lo mejor de todo es que tendremos menos posibilidades de perdernos durante el viaje.

Y habría sido la noticia del día si no fuera por el bocadillo que nos hemos comido para cenar. ¡Un bocadillo! Que igual a vosotros os parece una tontería, pero para nosotros es todo un acontecimiento. No sé si en otros sitios aquí en Alemania se podrán encontrar más fácilmente, pero aquí en el pueblo es dificilísima de comprar o te la venden a precio de oro. Pero con aquello de las nuevas costumbres sin el Ka, mi novio hoy me ha sorprendido con una barra de pan de lo más apetitosa para cenar. Nos hemos metido un pedazo de bocata de pollo, bacon y queso de los que hacía casi un año que no probábamos.

Definitivamente, no es lo mismo un bocata con la barra de pan de toda la vida que uno con pan alemán. Que están buenos los panes diferentes que hacen aquí, pero para un bocata no son lo adecuado. Cómo hecho de menos el pan del Más y más de mi pueblo… Pero me consuela saber que la semana que viene podré volver a disfrutarlo. ¡Y los platos ricos de mi madre! Que eso si que no se me quita de la cabeza. Sueño con un plato de arroz con ternera… (babas cayendo cara abajo).

Con el estómago lleno y el móvil arreglado. ¿Qué más se puede pedir? Bueno, sí, hay otra cosa que pediría, pero no creo que haya nadie que pueda hacer la mudanza por mí. Eso no hay quien me lo quite.

Anuncios

4 comentarios en “Con un pan bajo el brazo (y una batería en el bolsillo)

  1. Qué bien!! Parece que el día ha estado cargado de buenas noticias!!
    Me alegra que la batería te haya llegado a tiempo y que tengas el móvil a pleno rendimiento no sólo por las fotos sino por el viaje.
    Eso que dices de las nuevas costumbres sin el Ka que significa que yá lo habéis vendido? Porque al leer el post anterior si no recuerdo mal he leído que mañana van a ir a verlo dos no? O es que a ésta hora no me entero de nada?
    Que por otro lado no me extrañaría nada la verdad!! jajaja!!
    Y lo del bocata… Yo estaba salivando y eso que yá había cenado jajaja!!
    Cómo llevas lo de la mudanza ya lo tienes todo recogido?
    3 días!! Sólo 3 días!! Bien.
    Besitos y feliz viernes!!

    • Es todo un alivio tener el gps operativo al 100% para el viaje. Que en España tire y pase, pero en Francia pues como que no, que sin él igual acabábamos en París y por bonita que sea prefiero irme a mi pueblo.
      Del Ka, cuando das de baja las matrículas para venderlo ya no se puede conducir, así que estos días le recoge un compañero cerca de aquí. Hace un pequeño trayecto en bici y el resto con el compañero en coche. El coche está parado en la puerta del camping hasta que alguien venga y se lo lleve, que casi seguro que será mañana.
      Es que el bocata estaba de vicio. ¡Quiero otro!
      A falta de acabar de recoger la ropa después de la lavadora del fin de semana, casi lo tengo todo listo. Ahora me falta ponerme a limpiar para dejarlo todo como una patena, y creo que no me libro de otra pasada con el cepillo de dientes al suelo.
      ¡Que nos vamos! ¡Que el día ya está aquí al lado!
      ¡Besotes!

  2. Ooooh una barra de pan? Hace un año que no las veo! Aquí los panes son unas bolas enormes, están ricos pero cuesta hacer bocadillos con eso.
    Qué pocos días te quedan ya, supongo que mientras estéis de viaje no podrás publicar posts, así que esperaremos a que llegues. A mí me queda una semana!

    • Entonces me entiendes. Que no sabemos lo que puede suponer no tener el pan de toda la vida hasta que nos lo venden a precio de oro o directamente ni tienen. Publicaré mientras pueda. Pero cuando vuelva a tener conexión en condiciones os estarán esperando los 2 o 3 que se hayan quedado en el tintero. ¡Te quedan unos días para volver a comerlo!
      ¡Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s