Ir más ligeros o cómo volverme loca del todo

Estamos mirando qué meter en la segunda caja por aquello de hacer el viaje con la menor cantidad de trastos posibles, y eso incluye la ropa. Claro, las cosas más grades ya van de camino (o eso espero) así que nos quedan algunas cositas pequeñas y las que más utilizamos.

Después del envío que hicimos, gran parte de lo que nos queda aquí no va a venir a España. Nos queda la ropa y unos cuantos trastos, como la nevera o los platos. Pero obviamente no vamos a llevarnos una nevera por pequeña que sea ni la tienda de campaña tamaño gigante que nos regalaron hace tiempo. Todo eso se queda y el que venga que se lo lleve si quiere. Así que se las 4 cosillas que nos quedan, hay que decidir de qué podemos prescindir unas semanas.

Ahí empieza el dilema. Tengo una caja te tamaño caja de zapatos tipo botas altas llena de lana. De momento es de las pocas cosas que me tienen entretenida y me relaja evitando que me suba por las paredes (al menos gran parte del tiempo). Si la mando, serán unas semanas muy largas. Creo que queda claro que se queda si no quiero volver a España majara perdida.

Otra de las cosas que nos quedan a parte de la ropa son los portátiles. No me fío de enviar el “nuevo” por correo no vaya a ser que no vuelva a aparecer (¿de dónde habré sacado esa idea?) Y qué queréis que os diga, perder mi único contacto con el mundo exterior tampoco me entusiasma. Así que también harán el viaje con nosotros.

En fin, si al final no enviamos nada más, tampoco será tan grave como el viaje que hicimos de Santander a casa de mis padres. En aquel casi no podíamos respirar de lo lleno que iba el coche. Esta vez sólo andaría hasta los topes el maletero con la bandeja puesta. Aquella vez fue muy exagerado. Ya nos va quedando poco y mis nervios cada vez aguantan menos. Quiero estar allí ya. Y si puede ser sin pasar por el viaje, mejor.

Anuncios

6 comentarios en “Ir más ligeros o cómo volverme loca del todo

  1. Tienes que ser practica, lo que se puede reemplazar, dejalo. Las lanas las tienes aqui a patadas. Lo que te han regalado en ese pais, que se quede ahi. No tengas reparos. Solo lo que necesitais. Y los perrillos!!

    • Si lo sé, la mayoría se va a quedar aquí. Pero la lana sí que se viene. No ocupa mucho y alguna de la que tengo no es precisamente barata. A mí me salió gratis, pero me la quiero llevar. Total, una bolsa detrás del asiento tampoco es mucho. La lana es lo de menos.
      ¡Y los perretes no se quedan atrás ni en broma! Los vas a tener allí dando la vara al tuyo el día menos pensado.
      ¡Besotes, mami!

  2. Pues por lo que se vé te queda muy poco por mandar yo diría que prácticamente nada!!
    Por cierto, cómo vas con lo de los cds de música te ha dejado yá grabar alguno?
    Y vamos por 23 y descontando!!
    Besitos y feliz lunes!!

    • A parte de ropa, casi nada. Es un alivio. Y si llega ya sería la leche.
      Pues el portátil ha decidido que no quiere leer ningún cd siquiera, pero como le va por días volveré a intentarlo mañana a ver si se levanta de mejor humor.
      Llevas tú la cuenta mejor que yo. A mí ya se me están juntando los días, y si a eso añadimos que no sé en qué día vivo, imagínate. ¡Pero ya no queda nada!
      ¡Besotes!

  3. Si venís en el coche, entonces la caravana se queda?
    Yo hace mucho tiempo que he renunciado a viajar ligera. Cuando nos mudamos aquí fue una pesadilla, y no pude mandar nada en cajas porque era carísimo. Con lo guay que era viajar con una bolsa y un par de mudas..
    Oye con las lanas qué haces? Muñequitos? Creo que lo leí en un post antiguo pero no me acuerdo

    • La caravana es del camping, sólo la tenemos alquilada. Ni en broma nos metemos tantos kilómetros entre pecho y espalda con este pedazo de cacharro del año de la Maricastaña. Es de las más grandes que hay de un solo eje. Y si algún día intentan moverla, seguro que se desmonta al primer tirón. Ya no está para viajar ni a la esquina.
      Nosotros aprovechamos que el envío nos sale barato, pero todavía ando con el miedo de que las cosas no lleguen. En fin, a seguir rezando.
      Con la lana hago muñecos y bueno, un poco de todo. A veces sólo me pongo a dar puntos probando cosas nuevas y luego los deshago. Pero me relaja muchísimo. Ahora ando con un proyecto grandecito, os lo enseñaré cuando esté terminado.
      ¡Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s