¡Quiero una lavadora!

Como todos sabéis, mi novio ha estado unos días haciendo unos agujeros para unos cuadros eléctricos nuevos que están instalando en el camping (de ahí que el otro día me quedara sin luz). Pues bien, cuando él llegaba a casa solía dejar la chaqueta en cualquier lado y yo no le echaba cuenta.

Mi novio que es un poco pelota para lo que quiere hoy me dice “Uy, la chaqueta está un poco sucia. Mira”. Lo mato. Es una chaqueta blanca con algunas partes grises. Bueno, era. Hasta hace un rato era un montón de barro y algo de tela blanca que asomaba por debajo. ¡Barro seco desde hace días! De la chaqueta pija blanquita tan mona que era cuando la compramos poco quedaba. ¿Y a quién le toca lavarla? Pues a mí.

Que no os lo he contado, pero desde hace unos días tenemos lavadora (y secadora por suerte) durante unas horas cada 15 días. Y como lavé ropa este fin de semana pasado, imaginaros cuando podía volver a meterla en la lavadora. Así que he tenido que hacer de tripas corazón y lavarla a mano. Menos mal que la parte de fuera es de plástico y no había problema, porque le he pegado unos churretones de quitagrasa que daba gusto. Y friegaplatos, todo sea dicho. Otro detalle (a parte de que sigo sin agua excepto en botellas) es que no tengo un barreño donde hacer esto, así que mi única solución es el fregadero. Ese mismo que está atascado y que el agua no corre bien.

Pues ahí me veis metiendo una chaqueta (con lo que ocupa) en un fregadero de tamaño medio echándole agua que previamente había calentado en la cocina eléctrica (que no hay quien tenga narices de meter las manos en agua fría más de 2 minutos) pegándole refregones para que quedara más o menos decente para que se la pueda llevar mañana al trabajo y no pelarse de frío de camino al coche. Y claro, no lo iba a dejar oliendo a quitagrasa, así que me ha tocado vaciar a mano con un cazo el fregadero para poder aclarar la chaqueta. Y luego sacarla, que soy un poco tapón y los brazos no me daban para sacarla con lo pesada que es llena de agua. En fin, todo un despliegue de logística.

Al final la chaqueta ha quedado blanca, no como antes, pero me temo que sin una lavadora es casi imposible. Ahora la tengo escurriendo fuera, pero o la meto pronto para dentro o se me va a congelar y mañana no estará ni medianamente seca. Ya hasta sueño con una casa con su sofá, lavadora y agua caliente. Pero por suerte ya queda poco.

¡Solo quedan 26 días!

Anuncios

10 comentarios en “¡Quiero una lavadora!

  1. Hija de miarma!! Menudo lote de trabajar te has dado!!
    Desde luego no va a haber nada que no te pase.
    Un besito bonita y feliz viernes!!
    Y recuerda sólo 26 días!!

    • Mañana tendré agujetas en los brazos seguro. Menudo tute de frotar me he pegado.
      No lo digas muy alto no sea que pase algo más. De verdad, qué ganas tengo de dejar todo esto atrás.
      ¡26 días y descontando!
      ¡Besotes!

  2. Te estoy imaginando y me m..o de la risa!! Tapón o no mas vale maña que fuerza y de eso se mucho, ¿porque será? Tu necesitas una lavadora , yo necesito que vengas ya, para poner en orden el desastre de manejo que tenemos y no solventamos por no saber y para que decirlo poca gracia en estas cuestiones de ordenadores. No me pude reír mas el otro día con tu padre, intentando escanear un documento….que al final salio, claro esta. Pero antes de eso…lo que despotricaba…jajaja ¿Y esto que es? ¿y ahora porque sale esto? !Me caguen…! Y la retaila que tiene tan graciosa, que en vez de un cabreo parece monologista y de los buenos.
    Vamos que se podía apuntar en los concursos que presenta Nico, que por cierto actúa hoy en Valencia, mañana en Denia y el lunes en Madrid. Tomaaa….yo mas feliz que una perdiz!!! Te recomiendo que veas la canción que ha colgado, en facebook y en esas cosas que sabeís los jovenes. No es que yo sea tan mayor, pero si técnicamente hablando un desastre y por lo tanto me siento muuuyyyy mayor; bueno tu ya me entiendes. Asique vete apuntando en una lista cosas que hacer cuando para cueando llegues a tu casa. Un beso muy grande y buen finde.

    • No te preocupes que en nada me tienes allí dando guerra. Cuando os pasen este tipo de cosas, llamarme y os lo soluciono, que como servicio técnico por teléfono tengo experiencia. Ya me lo imagino a mi padre diciéndole de todo al escaner. Él es así de elocuente.
      Espero que de las próximas que Nico actúe por allí pueda ir a verlo. Tengo ganas de ir a uno de sus espectáculos. La pena es que mi conexión a internet es pésima y no me deja ver ningún vídeo.
      Tú apunta lo que quieras o necesites de mí que cuando vaya las vamos a repasar todas.
      ¡Besotes!

  3. Te entiendo, yo tampoco tengo lavadora, no venía en el piso y comprarme una es caro y ni sé de instalaciones ni tengo espacio ni nada. Así que toca lavandería… y como la cosa no es barata, pues toca acumular ropa como si fuera eso una donación benéfica y llevarla a lavar toda de golpe… aghh! Y toca sobrevivir largo tiempo haciendo malabarismos para conservar la ropa y que no coja olor feo y poder usarla hasta la próxima lavadora…A todo se acostumbra una.

    • Pues más o menos como nosotros, pero aquí para poder ir a una lavandería de esas hay que ir hasta la ciudad, y ya no nos sale por 8€ como pone el cartel, si no por 18€ a parte el parking. Yo bajo otras condiciones me acostumbraría a lavar ropa a mano, de hecho ya lo hacía estando todavía en España por no poner una lavadora para dos camisas blancas. Pero eso de no tener agua en el grifo y que la caliente sea todo un lujo, pues como que no acabo de asimilarlo. En fin, a aguantar unas semanas más…
      ¡Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s