Cómo conocí a mi novio

Atendiendo a unas cuantas peticiones de ayer en los comentarios, hoy os voy a contar cómo conocí a mi novio. Pero os digo que está resfriado y dice que tiene mala cara para salir en una foto, así que de aquí a que acabe el post, decidiré si os subo una foto de hace unos meses o espero a poder hacerla. Por cierto, mami. Tú no hace falta que leas si no quieres…

Todo empezó cuando una amiga me dijo que buscaban personal en un hotel de mi pueblo. Era un trabajo para algunos días sueltos en su salón de banquetes, pero aquel verano era el único trabajo que salió, así que allí me planté con mi curriculum. Al mes o así me llamaron para que fuera a trabajar en una boda, y allí me planté. Yo en aquel entonces estaba con otro chico, un amigo de toda la vida con el que acabé saliendo por inercia después de que se “apuntara” a mi grupo de amigos. Llevábamos algo más de un año y él pasaba semanas en una ciudad cercana por estudios.

Éramos un grupo trabajando de unos 15, entre ellos la amiga que me recomendó el sitio (y la única que yo conocía). Entré a medio día para preparar mesas y de más, y al rato mi novio (en ese momento un desconocido) me dijo desde detrás de la barra “cómo una chica guapa como tú no tiene novio”. Y yo, de naturaleza algo borde en ocasiones, lo primero que le dije fue “¿y quién te ha dicho que no tengo novio? Porque se ha equivocado”. Todo esto riéndome y sin mirarle. Vamos, delicada como yo sola. Esta fue nuestra primera conversación. Como es comprensible, no volvió a hablarme en lo que quedó de jornada.

Coincidimos un par de días otra vez y con esa perseverancia que caracteriza a algunos hombres, en un cruce que nos hicimos en la cocina recogiendo platos, me metió su número en la camisa del uniforme. Me sorprendió y me llamó la atención que después de lo borde que fui con él, siguiera con ganas de conocerme. Ese día sólo trabajamos en un banquete por la mañana y le llamé por la tarde para tomar algo. Estuvimos hablando horas, y nos caímos genial. En ese momento, me dí cuenta de que no estaba enamorada de mi exnovio si otro chico me llamaba la atención de esa manera. A partir de ahí empecé a recogerlo para ir juntos al trabajo cuando coincidíamos en el horario y a llevarlo a casa.

Nuestro último día de trabajo fue agotador. Encadenamos comunión por la mañana, bautizo por la tarde y boda por la noche. Desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la madrugada, comiéndonos un trozo de pan mientras desmontábamos y montábamos de nuevo las mesas. Le llevé a casa y quedé con él para el día siguiente por la tarde. A penas duró el trabajo un par de semanas. La tarde siguiente me lo llevé a un sitio cerca del pueblo con unas vistas preciosas y muy romántico (ahí mis intenciones ya quedaban claras, pero como él no conocía ese sitio, pues no sospechó hasta que llegamos). Estuvimos hablando un rato y nos quedamos callados los dos.

Entonces, pasó algo que sólo había visto en las pelis. Empezamos a decirnos que lo que sentíamos era muy fuerte, que nunca nos habíamos sentido tan atraídos por otra persona y los dos teníamos miedo de decirlo por si el otro no sentía lo mismo. Y desde ese momento han pasado ya más de 3 años y más de 6.000 kilómetros recorridos juntos. Hemos superado 5 mudanzas y las que nos quedan.

Espero no haberos aburrido mucho, que el rollo que os he soltado hoy ha sido largo. Y venga, voy a ser buena y a poneros una foto. Es de cuando todavía era morena, pero es que tenemos muy pocas fotos en las que salimos los dos bien peinados y con buena cara. En otras parece que estemos resfriados o después de un palizón trabajando. Y no os cortéis, si queréis preguntar algo, un comentario y listo. Ale, ya nos podéis poner cara a los dos.

1324684943556

Anuncios

32 comentarios en “Cómo conocí a mi novio

  1. No nos has aburrido para nada es una historia muy chula me ha gustado mucho.
    Menuda manera de tirarse tu novio a la piscina metiéndote su número de teléfono en tu camisa hay que reconocer que tuvo un par y se arriesgó aunque también hay que decir que tú también lo tuviste al llamarlo y al llevarlo a aquel sitio tan romántico del que nos has hablado y sí la situación es la que se describe en las pelis y en los libros de novela romántica a los que soy tan aficionada.
    Por cierto,yo sé que todos los alemanes no son rubios y que tu novio es medio alemán medio español pero no sé por qué yo me imaginaba rubio a tu novio. De todas formas estáis muy guapos en la foto y hacéis muy buena pareja y tal como había imaginado se os ve cara de buenas personas que es lo más importante.
    Encantada de conoceros y poneros cara por fin!!
    Besitos y feliz martes!!

    PD: todos tus posts me gustan pero éste me ha encantado

    • La verdad es que nunca me lo habría imaginado. Si me lo cuentan antes de que pasara, no me lo habría creído. Estas cosas pasan cuando menos te lo esperas.
      Pues ya ves que es moreno. Los genes ibéricos ganaron por goleada, al menos en algunos aspectos.
      ¡Me alegro de que te haya gustado!

      Por cierto, a mi madre: puedes leer lo de hoy, que lo del post era broma. Y hasta comentar si te animas.

    • Es que San Google ha decidido abandonarme y ya no me trae a nadie si no es por el “vivir en un camping” que se me repite 20 veces diarias. Habrá que esperar, pero prometo actualizar en cuanto haya algo nuevo.

  2. Lo de que te podia leer hoy, ni lo dudes. Hasta que no te leo, no me acuesto. Por tarde que lo pongas y por mucho sueño que tenga. Es como un ritual. Lo suelo leer en la cama, casi no veo la tele, me pongo a leer y a partir de las 11 y algo, voy mirando en twiter hasta que aparece el post. En cuanto a tu historia, ya la sabia, mas o menos. No con tanto detalle, pero lo basuco , si. Y la foto, estais muy bien, pero tu estas preciosa, aunque ganas en persona. Y no lo digo con pasion de madre, no. Te quiero, preciosa.

    • Si yo sé que aunque no me comentes todos los días (pocos son los que no te veo por aquí) siempre me lees. Pero lo que no sabía es que era Twitter quien te avisaba de las publicaciones nuevas. Pues no te pierdas el de hoy, que hay novedades.
      ¡Y yo a ti, mami!

    • Hombre, eso intento. Ya lo dije, preguntar lo que queráis, que yo con mucho gusto contesto.
      Yo de verdad que creía que este tipo de cosas sólo pasaban en las pelis. Una grata sorpresa de la vida que me ha llevado a lugares con los que ni siquiera soñaba.

  3. Tengo que decirte que en persona eres mucho mas guapa. Por que lo eres! Y ahora la parte romantica, que yo lo soy y mucho… me encanta tu historia de amor. Si, parece de pelicula, estoy segura que el trabajo se os hacia hasta corto, o me equivoco? Muchos km, mucho pasar juntos, obstaculos y amor…perdurara!!!

  4. Seguro k despues d todo lo vivido juntos,eso no ha hecho mas k fortalecer lo vuestro.
    Y si!!!Yo kreo k es posible vivir “un amor d pelikula”pero real!!!
    M alegro mucho por los dos!!Una historia preciosa!!!
    Muuuaaaks!!!

    • Pues fue un rato de aburrimiento haciendo tonterías en Photoshop. No suelo buscar imágenes en internet, si necesito algo así lo hago yo misma. No quiero que nadie pueda acusarme de plagio.
      ¡Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s