Al menos las cosas no empeoran

Hoy hemos tenido… digamos que un doble encuentro en el culebrón que estoy viviendo estos días. Y la verdad es que podían haber ido peor. Pero por suerte parece que las cosas poco a poco se están volviendo más neutrales (porque de momento, no tienen pinta de que vayan a mejorar ni un tema ni el otro). Pero vayamos por partes.

Mi novio ha hablado con el vecino “El majo” por teléfono (que sigue sin dar señales de vida en directo). Resulta que después de decirle lo mal que lo pasé ese día (que no se ha cortado un pelo en detalles) con llanto incluido (si, me dio la llorera al llegar al coche, entenderme, esa impotencia y sentimiento de engaño me pudieron) el hombre se ha disculpado, y dijo que este fin de semana lo hablarían más a fondo cuando vinieran.

Pues al final va a resultar que el hombre no se va a cabrear tanto como la hija decía. Que si, que sigo sin ganas de verlo, y menos de intentar “comunicarme” con él, pero al menos a habido disculpa. Y para nuestra sorpresa, no ha intentado vendernos el coche de la hija. Ya os lo dije y os lo repito, el culebrón va a dar que hablar, que todavía queda la visita de rigor cuando venga (Si sabe contar, que conmigo no cuente…).

Y por otro lado hemos llamado a la suegra (si, de forma totalmente voluntaria) para ver como está de lo suyo. Sigue igual, y además nos ha dado el parte de los vecinos de su edificio. Que si uno ha perdido 30 kilos en el tiempo que llevamos aquí (¿Perodona? ¿30 kilos desde abril? Oye, que me diga que ha hecho que yo quiero, y no me vale ni una lipo ni coca), que el otro vecino sigue con el mismo coche (que se iba a comprar uno mega-way que nos restregaba antes de venirnos, menudo fantasma…) en resumen, obra y milagros de sus conocidos en un momento. Por supuesto ha vuelto a recordarnos el “a su madre le escribe, ¿por qué a mí no?”.

Y así medio disimulando le hemos dejado caer lo del coche (que por cierto la pieza llega el lunes, ¡yuju!) y nada, a la señora se le ha ocurrido la solución del autobús. Yo creo que vive en su burbujita particular de trabajo a 10 minutos andando de casa y Aldi. Igual es que no sabe que a las 4 de la mañana NINGUNA línea de bus va a ir a buscar a mi novio para ir al curro. Así que nos podemos quitar de la cabeza que nos deje su coche (ese que lleva parado en su puerta semanas) porque si se ha hecho la sueca en las dos llamadas, es porque una de dos, o le importa más bien poco cómo vaya su hijo al trabajo, o porque su juguete nadie se lo toca. También puede que sea un poco de ambas, así que va a ser un poco inútil repetírselo.

Al menos el coche no ha “muerto”, así que es una pequeña victoria en estos días en que las cosas se estaban torciendo. Pero ya he vuelto a encontrar mi positivismo habitual (con lo escondido que estaba el jodío), y de momento me conformo con que no se nos vaya el fin de semana al garete.

Anuncios

26 comentarios en “Al menos las cosas no empeoran

  1. Es normal que te pusieras a llorar de la impotencia.
    Menos mal que se ha disculpado aunque sea por teléfono.
    Ahora vá a resultar que la arpía es la hija pero aún así yo seguiría sin fijarme mucho de él.
    Cuidado cuando vaya a charlar con vosotros y con algún ardid al final acabe convenciéndoos de lo que él quiera que hay gente pa to.yo no me fiaría mucho yo sé que vosotros no sois tontos pero nunca está de más recordaros que hay que estar alerta y que como dice el dicho más vale el diablo por viejo que por diablo y él es mucho mayor que vosotros.
    Siento que tu suegra esté igual y que no haya mejorado pero por lo menos no ha empeorado y digo yo que lo del cotilleo es que estará un poco aburrida y ésa es su manera de entretenerse.
    Respecto a lo de que tú escribes a tu madre y a ella no dile que es que ella es tu madre y que la tienes muy lejos y que ella está más cerca por lo que tenéis la oportunidad(si se presenta) de verla más a menudo y que a ti te tiene al corriente su hijo de todo lo referente a ella haber si por ahí cuela y no te lo dice más.
    Qué mujer más cabezota y qué egoísta y eso que el coche es para su hijo…. De todas formas,¿habéis caído en pedirle el coche directamente? Sin nigún disimulo alomejor así Dios la ilumina y como es para su hijo os lo presta porque está claro que diciéndoselo disimuladamente ella se hace la tonta.
    Menos mal que si la pieza llega el lunes… Espero que el arreglo os dure hasta que podáis compraros otro coche.
    Ésa es la actitud aunque a veces cueste y sobre todo estando tan lejos de casa.
    Me alegra que tu positivismo esté de vuelta.

    • Espero que tu novio no me lea o si me lee que me perdone cuando opino de su madre porque aunque la conozca y sepa como es al fín y al cabo es su madre.

    • Ese hombre ya no es de fiar, por mucho que nos adorne el tema cuando venga. Bueno, más bien cuando se lo adorne a mi novio, que yo no pienso ir (y a él le pesa demasiado el culo para cruzar la calle y venir).
      La suegra se aburre, de eso no hay duda. Pero parece que no capta que la relación que tenemos con ella no es la misma que tenemos con mi madre (si, hablo en plural, que hasta mi novio se lleva mejor con mi madre que con la suya). Y si le pedimos directamente el coche, nos manda a paseo, que la conocemos y sabemos como es. Si no sale de ella, no va a colar en la vida. Que ella es muy suya y muy independiente para lo que le conviene. En fin, ella es así y no va a cambiar a estas alturas de la vida.

      • Lo mismo como yá se ha disculpado deja pasar el tiempo y al final yá no vuelve a tocar el tema así es que esperaremos(yo incluída) haber por dónde sale la cosa.
        Siento decir esto pero ¿existe alguien en el mundo que se lleve bien con tu suegra? Es que tiene una manera de ser que afortunadamente no es muy normal aunque yá me estoy dando cuenta que allí hay gente muy rarita.
        Y sí yá a éstas alturas no hay quien la cambie.

      • A saber, pero la cosa no va a volver a ser como antes, que eso ni lo piense. Os mantendré al tanto, de eso puedes estar segura.
        Mi suegra… es un caso perdido. Hasta donde sé, tenía amigas, pocas pero tenía. Pero en los 3 meses en su casa no llamó ni visitó a ninguna (ni ellas llamaron o vinieron). Creo que con eso lo digo todo.

      • Sólo conocí a una, y era rara pero de narices. Como una “dama de los gatos” (pero sin gatos) mezclada con… no sabría describirlo, maniática con absolutamente todo y obsesionada con los horarios y las comidas. Para echarle de comer a parte (y nunca mejor dicho).

      • Si es que como dice el refrán las buenas yuntas Dios las cría y ellas se juntan.
        Madre mía qué miedo de mujer y no me las quiero imaginar juntas ¡qué peligro!

      • Más miedo me daba a mí ir con ellas, que tuve la suerte de pasar unos días de vacaciones con las dos. Temblaba cuando una cogía el coche y la otra hacía de copiloto (da igual quién hiciera qué, temblaba y punto).

  2. Por cierto,he visto el contador de visitas y yá tienes más de 5000.
    Me alegra que tu familia blogueril siga creciendo cada vez más.
    Te lo mereces por currarte tanto el blog.
    FELICIDADES

  3. muchachas, que charla me tenéis!!! parece que os conocéis de siempre!! me alegra no ser la única que se preocupa por esta exiliada, y como una cosa que empezó como una terapia de desahogo, se esta convirtiendo en un culebrón . tienes a mucha gente siguiendo tus andanzas por ese país, no dejes de escribir.

    • Oye, culebrón culebrón. Si no escribiera, yo creo que ya me habría reventado la cabeza más de una vez. Que eso de no tener con quién hablar y desahogarme en directo lo echo mucho de menos.¡Al menos os tengo a vosotras!

    • Pues la verdad es que sí que hemos congeniado bastante bien y siempre es bueno poder hablar con alguien y hay veces que expresamos mejor nuestros sentimientos y lo que queremos decir por escrito mejor que hablado.
      Por supuesto que me preocupo porque yá la voy considerando como una amiga.
      Por cierto encantada de conocerte ya que es la primera vez que hablamos jajaja!!

      • Ya está, la próxima quedada en Sevilla, que seguro que coincidimos todas. Es cierto, escribiendo una se expresa mejor a veces, quizá porque nos podemos pensar mejor las palabras para describir algo. Yo también te considero como una amiga ¡si espero todas las noches (las que no me duermo antes) a tus comentarios! De verdad, los días que no te pasas por aquí, se te echan de menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s