Como terapia no está mal

Por todos vosotros es sabido que mucha vida social no tengo. Paso muchas horas sola y con algo tengo que matar el tiempo. El blog me ayuda a entretenerme un rato, pero claro, el resto del día tengo que hacer algo. Para colmo el tiempo no acompaña estos días, así que las actividades al aire libre quedan suspendidas temporalmente (el verano alemán está resultando algo más frío y lluvioso de lo que esperaba).

Ya lo se, alguien puede decir que aproveche para aprender alemán. Lo hago, pero no puedo estar 8 o 9 horas al día estudiando el idioma, porque más que aprenderlo, lo llegaría a aborrecer. ¿Los perros? Si, me toca sacarlos un par de veces al día o tres, pero sigo en las mismas. Estoy despierta más o menos 16 horas al día, y en total digamos que tengo ocupadas alrededor de unas 8. Así que el resto del tiempo tengo que hacer algo para no volverme loca los días en que nadie me habla o no tengo mucha faena en el ordenador, que hay días que si tengo algo de ajetreo (como cuando Mariajo o la familia comentan).

¿Y que hago para matar el aburrimiento? ¡Peluches! Mi suegra, en un arrebato de generosidad inusual, me regaló unos cuantos ovillos de lana de colores y un par de agujas de los tropecientos mil que tenía en un armario. Vamos, lo que ella no quería. Y claro, una tiene tiempo para aprender de todo. Me puse a investigar, y ahora hago muñequitos. Oye, de verdad que entretiene. Yo que hace un par de meses no sabía hacer la O con un canuto… Y ahora hago unos conejitos la mar de monos.

Todo esto viene porque hice uno blanco y verde con el nombre del vecino de unos 2 añitos bordado y se lo he regalado. La sonrisa que me ha puesto no tiene precio. Contento es poco. Ahora es su copiloto en esa bici que lleva que no tiene pedales y no se como se llama (a ver si algún alma caritativa nos ilumina) y van los dos que se las pelan por la calle del camping. Miedo da. Se ha pegado toda la tarde corriendo y “aparcando” esa bici sin pedales al lado de la mía. Y por supuesto, chillando mi nombre cerca de la ventana para que lo viera correr con el conejito. Que hablando de conejito, el niño tiene más pilas que el de Duracel.

En fin, como siga mucho más tiempo en casa sin trabajo, voy a acabar con todo un ejército de peluches, que aunque me encantan, no creo que a mi novio le haga gracia encontrárselos en cada rincón de la casa. Será cuestión de ir regalándolos.

Anuncios

12 comentarios en “Como terapia no está mal

  1. Ay mi niña!! Haré todo lo que esté en mi mano para intentar comentar todos los días que a mí también me encantan éstas conversaciones que casi tenemos en directo jajaja!!
    No lo veía desde tu punto de vista.
    Menos mal que tu suegra a tenido un detalle contigo.Por cierto lo mismo éste tema de los ovillos y los peluches te sirve como tema neutral de conversación con ella lo digo por darte una idea.
    Haber si sacas algunas fotos y nos enseñas tus peluches para que podamos verlos.
    Igual te sirven para publicitarte con los vecinos y haces más amistades jajaja!!
    Muy tierna la historia de tu vecinito de dos años y la bici sin pedales a la que te refieres si estamos hablando de lo mismo se llama correpasillos.
    Será mejor que los regales sí porque si no no sólo vais a estar invadidos por las botellas de plástico jajaja!!

    • De verdad que no sabeis lo que agradezco los comentarios. Lo de la suegra, no se yo si será muy neutral, ya que dice que debo estudiar muchas horas. De todas maneras, por intentarlo no pierdo nada.
      Lo de la bici del vecino, ya me han ilustrado por Facebook y se llama laufrad. No es un triciclo, es una bici con solo dos ruedas (tienen que mantener el equilibrio ellos) y se impulsan con los pies en el suelo. A penas camina bien, pero corre con la bici…

      • Ainss… Qué tonta no me había dado cuenta que tú querías saber el nombre en alemán y yo voy y te lo digo en español como si tú no lo supieras jajaja!!

      • Que no, mujer. Es que tiene su propio nombre, no es un correpasillos. Yo la verdad es que nunca había visto uno hasta que no llegué al camping. Buscarlo por internet. Es muy curioso.

  2. te digo lo mismo que mariajo, si te descuidas acabaras conviviendo con una casa llena de peluches y botellas, menuda compañia!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s